Cerrar vista de Texto Simple

No todas las cosas han sido siempre iguales

Este es un listado de cosas que han cambiado mucho a lo largo de la historia humana y seguro no lo habíamos notado.

1. El Caminar

Comencemos con algo insospechado como el caminar, y es que, siempre hemos caminado igual desde que somos homosapiens sapiens ¿o no?

Pues resulta que no es así, y podemos encontrar mucha evidencia pictórica de esto, por ejemplo, en pinturas y grabados medievales, y en la evidencia viva como en la forma de correr de pueblos que aún hoy existen en América, específicamente del pueblo Rarámuri (también llamado Tarahumara, pero esta es una castellanización incorrecta de autónimo que utiliza dicho pueblo).

Esta forma de caminar "de puntas" no es tan antigua como podría parecer. Fue modificada hasta hace unos 600 años por el calzado moderno, el cual se adapta a caminos de piedra o concreto, en contraposición a los antiguos caminos de tierra o pastos.

Ahora bien, en la actualidad esta forma de caminar antigua parece estar volviendo, y poniéndose de moda. Resulta que caminar con la bola del pie o "de puntas" genera un impacto mucho menor en las rodillas, pues amortigua el golpe transmitido desde el talón hasta la rodilla, por medio del uso de músculos y flexiones de las articulaciones de la totalidad del pie.

https://www.youtube.com/watch?v=2pk9t3BAsic

Existe un movimiento muy reciente que aboga por el cambio de prácticas de correr que cuestionan agresivamente los diseños de calzado deportivo de las grandes fábricas como Nike, Reebok o Adidas, los cuales se han enfocado cada vez más en "amortiguar" el talón en lugar de fomentar el paso con la bola del pie, esto ha empujado a las marcas a realizar algunos intentos por coptar a estos segmentos de la población mundial que abogan por retornar a la manera antigua de caminar, esto lo hacen con modelos "descalzos" de zapatillas deportivas como los Adidas Pureboost, Xero Shoes, Nike Freerun 5.0, New Balance Minimus, et cétera.

2. La Heterosexualidad

La Heterosexualidad es lo natural y normal en el ser humano ¿cierto? eso del LGB (Lesbian, Gay, Bisexual) es una moda nueva.

Absolutamente incorrecto. En primera, el hecho de que todas las especies que habitan la Tierra estén diseñadas para replicar su ADN, tanto por auto-replicación como por el método de recombinación genética por excelencia que es la reproducción sexual, no significa que sea la única actividad que los organismos realicen aleatoriamente. En segunda, ni la monogamia es una constante en la naturaleza, como tampoco lo es la "heterosexualidad", como tampoco lo es la práctica sexual con fines específicamente reproductivos, así que no solo las prácticas sexuales que deriven en reproducción son "naturales".

La antigua cultura Helénica estaba constituída por diversas Ciudades-Estado que vivieron cientos de años en interacción (incluyendo la guerra) y que compartían rasgos culturales entre ellas. Por ejemplo una práctica aceptada, glorificada y socialmente replicada era la de la homosexualidad e incluso la pederastía.

Obviamente, tanto su homosexualidad, como su pederastía, respondían no a caprichos sexuales, ocurrencias abusivas o a parafilias (perversiones sexuales patológicas) sino a tradiciones antiguas, cosmovisiones, filosofías, que hacían que el machismo─la supremacía del macho de la especie por sobre el de la hembra─fuera algo tan exacerbado que se expresara en prácticas homosexuales, ya que la mujer solo "servía" para reproducirse, mientras que el hombre servía para la compañia y el conocimiento, y el conocimiento a su vez, era un tipo de interacción social que se consideraba tan preciosa que para que un hombre maduro pudiera educar a un niño o jovencito, tenía que transmitirle el conocimiento con amor y devoción, de lo cual partía el hecho de comenzar una relación afectiva profunda, además de intelectual, que incluía por su naturaleza tan íntima, el erotismo, más específicamente el erotismo de un hombre madura hacia su estudiante puberto.

Sobra evidencia de esto anterior: se encuentra en escritos como la Ilíada, en algunos libros de los Diálogos de Platón, en las pinturas de platos o vasijas de la región de esos tiempos, entre muchos otros ejemplos.

Atención, quiero subrayar el hecho de que estamos hablando de una cultura antigua, es decir, grandes poblaciones completos, de otros tiempos, que a lo largo de generaciones llevaban a cabo estas prácticas, y que conjuntamente tenían creencias muy firmes relacionadas con ellas, el hecho de que hoy en día, a un "profesor" adulto se le ocurra decirle a un puberto que para transmitirles conocimiento debe entablar una relación erótica con él, es inadmisible, porque no se trata ya de una costumbre totalmente aceptada, normal y un rasgo cultural como en la Grecia Antigua, sino de una perversión individual que nadie avala y que ya nadie practica desde el siglo I de nuestra era.

La cultura colonial mexicana, deriva directamente de estas raíces grecolatinas, a las cuales les debemos un acervo cultural tremendo, al igual que se la debemos a la cultura de Mesoamérica, en donde también encontramos pueblos originarios, como lo fueron Atenas o Esparta en el mediterráneo, en donde la transexualidad y la homosexualidad eran algo totalmente común. La homosexualidad es un fenómeno natural totalmente natural y común, que ha acompañado a la humanidad, quizá no en la exacta misma medida que la heterosexualidad, pero sí ha estado siempre presente en su proporción, es como decir que la gente pelirroja no es tan común como la gente negra, morena o rubia, y aún así, son parte de la humanidad.

3. Los Nombres Propios

Los nombres no siempre han sido tal como la estructura que ahora─al menos en México─los conocemos:

Primer nombre, segundo nombre, primer apellido, segundo apellido

En alguna regiones griegas, por ejemplo, las personas llevaban un nombre principal, seguido por el lugar de procedencia, como es el caso de Tales de Mileto. En otras ocasiones se les podía llamar por su nombre y también por una modificación del nombre de su padre, como Aquiles el Pélida o bien el Pélida Aquileo, ya que su padre tenía el nombre de Peleo.

Transportándonos más al pasado, alrededor del 2000 antes de la era cristiana, en Egipto Antiguo, de la mano de Mika Waltari─novelista histórico aclamado por la egiptología─encontramos que sus usos y costumbres dictaban que al nacer una persona, se le daba un nombre, y sus "apellidos", o mejor dicho «títulos» descriptivos, eran los logros que iba recolectando a lo largo de su vida; como en la novela de Sinuhé el Egipcio de Waltari, el joven Sinuhé se convierte en escriba, por lo que se gana primeramente el título de Sinuhé el escriba; más adelante se unió al ejército, en donde irónicamente y por accidente, acabó en las primeras filas durante un ataque contra los egipcios, por lo cual sus compañeros le dirían "Sinuhé el que no tuvo miedo y se arrojo como onagro contra el enemigo" añadiéndole un nuevo título a su nombre, convirtiéndose en Sinuhé El Escriba El Onagro; más tarde en la historia, luego de sufrir el exilio fuera de Egipto, en estas nuevas tierras se le conocería como Sinuhé El Escriba El Onagro El Egipcio.

Algunos nombres hebreos representan algo muy similar al caso egipcio, como las personas judías que se apellidan Schumann o Schuemacher, que literalmente significa "hombre que hace zapatos" similar a como suena en inglés "shoe maker" o "shoe man". En irlanda por ejemplo los apellidos que comienzan con "O'" denotan pertenencia familiar, así que O'Higgins significa "hijo de Higgins". Para algunas tribus de Aridoamérica era costumbre nombrar a læs bebés con lo primero que estuviera cerca al momento de su nacimiento pues tenían creencias panteístas, es decir, que la energía divina estaba presente en cualquier objeto de la naturaleza y por eso no era nada peyorativo el llamarte Toro Árbol, Estrella Fuego o Dos Caballos.

En un país como el nuestro, que pasó por un proceso de colonización y posterior independización es común encontrar por ejemplo el apellido Fernandez o Ramirez, lo cual en sus tiempos denotaba pertenencia, es decir, cuando había un indígena peón de hacienda o esclava de algún señor peninsular, por ejemplo una mujer llamada Xóchitl, ella pasaría a ser María Teresa Fernandez, lo cual significaba que primeramente había sido ya bautizada bajo la fé católica, por lo tanto el María Teresa, y segundo denotaba que le pertenecía al señor Fernando, de ahí el Fernandez mientras que en España muy probablemente denotara parentesco entonces alguna mujer llamada Simona Fernandez simplemente significaría Simona hija de Fernando.

[pie de imagen]> Robocop Batman, no se me hace tan diferente de Dolores Fernandez ahora que lo pienso.

4. El Cerebro como origen del pensamiento

El pensamiento relacionado con la cabeza es un fenómeno bastante nuevo, aunque parezca imposible que fuera de otra manera. Citaré a Fernandez Christlieb porque lo describe de una manera muy simple y divertida:

[inicio de cita]>

Uno dice que piensa con el cerebro. No es mala idea. Aunque si uno se pone muy atento,[...] se dará cuenta de que sabe que piensa con el cerebro solamente porque desde hace dos siglos los neurocientíficos lo han propagandando insistentemente, y ya todo el mundo se lo cree, [...] con lo que se sustenta la frase de Franz Joseph Gall de que "el cerebro es el órgano de la mente", quien la propuso en una conferencia de 1796, con lo que fundó la frenología, una teoría muy muy popular según la cual las protuberancias e hinchazones en el cráneo de alguien indicaban que por ese lado estaba pensando fuerte, y como la investigó en una cárcel, concluyó que los ladrones de carteras tenían inflamada la coronilla debido a que ahí se alojaba el pensamiento de la adquisitividad; [...] Y en 1857, todavía Thomas de Quincey igual: "hay realmente pocos motivos para considerar al cerebro como órgano del pensamiento". [...] Históricamente, se ha pensado con el riñón, el hígado, los intestinos, el corazón, y también con el cerebro. Aristóteles opinaba que se pensaba con la sangre, porque cuando uno perdía sangre, perdía también la conciencia, y cuando se le calentaba demasiado en la fiebre, el pensamiento se le estropeaba [...] Y efectivamente el uso de la cabeza para pensar es más reciente. [...] Parece que el sitio del talento se localiza en diferentes lugares según la historia. Y antes del siglo XVIII nadie pensaba con la cabeza.

[fin de cita // referencia de cita]> La Sociedad Mental. Pablo Fernandez Christlieb.
[pie de imagen]> Wikipedia

A lo que voy con este punto no es a negar rotundamente el hecho de que "se piensa con la cabeza y el cerebro", sino más bien señalar que hasta no hace tanto tiempo atrás, la actividad de "pensar" se hacía con otras partes del cuerpo. Estudios recientes han encontrado una complejidad muy grande de redes nerviosas con el mismo nivel de complejidad que en el cerebro, pero en sitios como el corazón y los intestinos, dando pie a nuevas teorías que hablan sobre un acompañamiento entre, en este caso, el corazón, los intestinos y el cerebro trabajando conjuntamente. Esto es algo que inclusive, en el lenguaje coloquial, se nos presenta como algo muy intuitivo, cuando decimos por ejemplo que "estabamos pensando con la entraña", o "pensé con el corazón".

5. La Sexualidad

Como lo dijo ya Foucault al inicio de su libros sobre la sexualidad más o menos así: antes los cuerpos se pavoneaban libremente, y la sexualidad era un tema que atravesaba todos los ámbitos de la vida humana, y no es sino hasta la llegada de la moral Victoriana que el sexo se relega tanto en las mentes como en el plano físico a una zona exclusiva del hogar: a la alcoba de los padres como autoridad moral.

[pie de imagen]> DAILY LIFE IN UMORAMBA VILLAGE - JIMMY NELSON. Extraído de http://www.mamahub.nl

Así mismo lo menciona Sigmund Freud en sus ponencias que escandalizaron al cuerpo académico de sus tiempos: el ser humano, desde la infancia experimenta, como cualquier otro animal, los impulsos sexuales, no de una manera erótico-afectiva sino a un nivel pulsional, refleja y automática.

La sexualidad humana no solo ha cambiado con el tiempo, sino que en este planeta convivimos diferentes discursos sexuales al mismo tiempo, dependiendo de la latitud donde nos encontremos. Hay una región en Colombia en donde la zoofilia es algo preferido antes que embarazar prematuramente a una jovencita, lo cual no estamos aquí para cuestionar moralmente desde nuestro punto de vista, sino para arrojar luz sobre la diversidad de discursos sexuales posibles.

Por ejemplo en Polonia, el tener una relación consensuada─siendo adulto─con una chica de 14 años es totalmente bien visto; en Grecia antigua ya vimos como el que un hombre de 30 tuviera relaciones sexo-afectivas con un varón de 14 años era algo no solamente permitido, sino moralmente preferibleñ. En zonas de medio oriente el que un hombre tenga prácticas sexo-afectivas con muchas mujeres es bien visto y se trata de una costumbre milenaria.

En la cultura Rarámuri de hoy en día, así como en el Egipto antiguo, las mujeres tienen la libertad de tener relaciones sexuales antes de contraer matrimonio sin pena social por ello, y si deciden juntarse con dicha persona pero posteriormente surgen problemas, ellas pueden separarse, libres de cualquier señalamiento moral negativo. De los grupos eskimales, por ejemplo, corría un rumor de que un hombre eskimal te ofrecería sexualmente a su esposa si tu llegabas a visitar su hogar, lo cual es una completa malinterpretación, desde un punto de vista totalmente occidental acostumbrado a términos como "esposos" o monogamia. La situación real es que, grupos como los eskimales se caracterizan por permanecer en usos y costumbres humanas que no han cambiado en casi nada desde la época post-glacial, es decir de aproximadamente 30,000 años antes de la era cristana, y en estas formas de organización social de clanes es muy raro encontrar el concepto de monogamias estrictas o "esposas y esposos", por lo tanto, dicha observación de que los hombres eskimales ofrecen a sus esposas al visitante tendría que ser juzgada desde un punto de vista muy diferente, y en todo caso, el avance sexual de una mujer hacia un visitante puede representar solamente eso, curiosidad sexual de una mujer del clan hacia el visitante, no de "una esposa" siendo "ofrecida por el marido".

[pie de imagen]> Muxes. foto extraída de: https://p rograma quetzalcoatl. wordpre ss.com

En algunas localidades de Mesoamérica así como en África, aún existen comunidades transexuales (por llamarlo de una manera occidental que podamos comprender) en donde el tener un miembro transexual en la familia no es nada de que preocuparse, al contrario, se considera algo de mucho honor; el mismo análisis podemos hacer de los matrimonios arreglados que existen desde Japón hasta Mesoamérica.

En fin, la diversidad de discursos alrededor del sexo en el Mundo es muy vasta, y todos esos discursos son válidos por igual, y es extremadamente difícil describir sus prácticas en términos de otras: lo que para una cultura se consideraría libertinaje en otra se consideraría normal, lo que en una cultura se consideraría correcto para otra sería conservadurismo o mojigatería.

En estas diferencias se basa lo que llamamos: multiculturalidad, y obviamente, cuando una cultura pretende imponer su propia visión─como por ejemplo la Alemania Nazi o la globalización neoliberal moderna─a todo el mundo, deja de ser algo aceptable, pues no mantiene sus costumbres dentro de su propia comunidad sino que pretende someter a otras culturas, y esto es simplemente inadmisible, para que exista multiculturalidad, cada localidad debe mantener sus costumbres dentro de su localidad, nunca buscar un expansionismo totalitario.

Cerrar vista de Texto Simple

No todas las cosas han sido siempre iguales

cultura

Responsable de nota:
julio 13, 2019 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana,

Este es un listado de cosas que han cambiado mucho a lo largo de la historia humana y seguro no lo habíamos notado.

1. El Caminar

Comencemos con algo insospechado como el caminar, y es que, siempre hemos caminado igual desde que somos homosapiens sapiens ¿o no?

Pues resulta que no es así, y podemos encontrar mucha evidencia pictórica de esto, por ejemplo, en pinturas y grabados medievales, y en la evidencia viva como en la forma de correr de pueblos que aún hoy existen en América, específicamente del pueblo Rarámuri (también llamado Tarahumara, pero esta es una castellanización incorrecta de autónimo que utiliza dicho pueblo).


Esta forma de caminar “de puntas” no es tan antigua como podría parecer. Fue modificada hasta hace unos 600 años por el calzado moderno, el cual se adapta a caminos de piedra o concreto, en contraposición a los antiguos caminos de tierra o pastos.

Ahora bien, en la actualidad esta forma de caminar antigua parece estar volviendo, y poniéndose de moda. Resulta que caminar con la bola del pie o “de puntas” genera un impacto mucho menor en las rodillas, pues amortigua el golpe transmitido desde el talón hasta la rodilla, por medio del uso de músculos y flexiones de las articulaciones de la totalidad del pie.

Existe un movimiento muy reciente que aboga por el cambio de prácticas de correr que cuestionan agresivamente los diseños de calzado deportivo de las grandes fábricas como Nike, Reebok o Adidas, los cuales se han enfocado cada vez más en “amortiguar” el talón en lugar de fomentar el paso con la bola del pie, esto ha empujado a las marcas a realizar algunos intentos por coptar a estos segmentos de la población mundial que abogan por retornar a la manera antigua de caminar, esto lo hacen con modelos “descalzos” de zapatillas deportivas como los Adidas Pureboost, Xero Shoes, Nike Freerun 5.0, New Balance Minimus, et cétera.

2. La Heterosexualidad

Necesitas saber esto

La Heterosexualidad es lo natural y normal en el ser humano ¿cierto? eso del LGB (Lesbian, Gay, Bisexual) es una moda nueva.

Absolutamente incorrecto. En primera, el hecho de que todas las especies que habitan la Tierra estén diseñadas para replicar su ADN, tanto por auto-replicación como por el método de recombinación genética por excelencia que es la reproducción sexual, no significa que sea la única actividad que los organismos realicen aleatoriamente. En segunda, ni la monogamia es una constante en la naturaleza, como tampoco lo es la “heterosexualidad”, como tampoco lo es la práctica sexual con fines específicamente reproductivos, así que no solo las prácticas sexuales que deriven en reproducción son “naturales”.

La antigua cultura Helénica estaba constituída por diversas Ciudades-Estado que vivieron cientos de años en interacción (incluyendo la guerra) y que compartían rasgos culturales entre ellas. Por ejemplo una práctica aceptada, glorificada y socialmente replicada era la de la homosexualidad e incluso la pederastía.

Obviamente, tanto su homosexualidad, como su pederastía, respondían no a caprichos sexuales, ocurrencias abusivas o a parafilias (perversiones sexuales patológicas) sino a tradiciones antiguas, cosmovisiones, filosofías, que hacían que el machismo─la supremacía del macho de la especie por sobre el de la hembra─fuera algo tan exacerbado que se expresara en prácticas homosexuales, ya que la mujer solo “servía” para reproducirse, mientras que el hombre servía para la compañia y el conocimiento, y el conocimiento a su vez, era un tipo de interacción social que se consideraba tan preciosa que para que un hombre maduro pudiera educar a un niño o jovencito, tenía que transmitirle el conocimiento con amor y devoción, de lo cual partía el hecho de comenzar una relación afectiva profunda, además de intelectual, que incluía por su naturaleza tan íntima, el erotismo, más específicamente el erotismo de un hombre madura hacia su estudiante puberto.

Sobra evidencia de esto anterior: se encuentra en escritos como la Ilíada, en algunos libros de los Diálogos de Platón, en las pinturas de platos o vasijas de la región de esos tiempos, entre muchos otros ejemplos.

Atención, quiero subrayar el hecho de que estamos hablando de una cultura antigua, es decir, grandes poblaciones completos, de otros tiempos, que a lo largo de generaciones llevaban a cabo estas prácticas, y que conjuntamente tenían creencias muy firmes relacionadas con ellas, el hecho de que hoy en día, a un “profesor” adulto se le ocurra decirle a un puberto que para transmitirles conocimiento debe entablar una relación erótica con él, es inadmisible, porque no se trata ya de una costumbre totalmente aceptada, normal y un rasgo cultural como en la Grecia Antigua, sino de una perversión individual que nadie avala y que ya nadie practica desde el siglo I de nuestra era.

La cultura colonial mexicana, deriva directamente de estas raíces grecolatinas, a las cuales les debemos un acervo cultural tremendo, al igual que se la debemos a la cultura de Mesoamérica, en donde también encontramos pueblos originarios, como lo fueron Atenas o Esparta en el mediterráneo, en donde la transexualidad y la homosexualidad eran algo totalmente común. La homosexualidad es un fenómeno natural totalmente natural y común, que ha acompañado a la humanidad, quizá no en la exacta misma medida que la heterosexualidad, pero sí ha estado siempre presente en su proporción, es como decir que la gente pelirroja no es tan común como la gente negra, morena o rubia, y aún así, son parte de la humanidad.

3. Los Nombres Propios

Los nombres no siempre han sido tal como la estructura que ahora─al menos en México─los conocemos:

Primer nombre, segundo nombre, primer apellido, segundo apellido

En alguna regiones griegas, por ejemplo, las personas llevaban un nombre principal, seguido por el lugar de procedencia, como es el caso de Tales de Mileto. En otras ocasiones se les podía llamar por su nombre y también por una modificación del nombre de su padre, como Aquiles el Pélida o bien el Pélida Aquileo, ya que su padre tenía el nombre de Peleo.

Transportándonos más al pasado, alrededor del 2000 antes de la era cristiana, en Egipto Antiguo, de la mano de Mika Waltari─novelista histórico aclamado por la egiptología─encontramos que sus usos y costumbres dictaban que al nacer una persona, se le daba un nombre, y sus “apellidos”, o mejor dicho «títulos» descriptivos, eran los logros que iba recolectando a lo largo de su vida; como en la novela de Sinuhé el Egipcio de Waltari, el joven Sinuhé se convierte en escriba, por lo que se gana primeramente el título de Sinuhé el escriba; más adelante se unió al ejército, en donde irónicamente y por accidente, acabó en las primeras filas durante un ataque contra los egipcios, por lo cual sus compañeros le dirían “Sinuhé el que no tuvo miedo y se arrojo como onagro contra el enemigo” añadiéndole un nuevo título a su nombre, convirtiéndose en Sinuhé El Escriba El Onagro; más tarde en la historia, luego de sufrir el exilio fuera de Egipto, en estas nuevas tierras se le conocería como Sinuhé El Escriba El Onagro El Egipcio.

Algunos nombres hebreos representan algo muy similar al caso egipcio, como las personas judías que se apellidan Schumann o Schuemacher, que literalmente significa “hombre que hace zapatos” similar a como suena en inglés “shoe maker” o “shoe man”. En irlanda por ejemplo los apellidos que comienzan con “O'” denotan pertenencia familiar, así que O’Higgins significa “hijo de Higgins”. Para algunas tribus de Aridoamérica era costumbre nombrar a læs bebés con lo primero que estuviera cerca al momento de su nacimiento pues tenían creencias panteístas, es decir, que la energía divina estaba presente en cualquier objeto de la naturaleza y por eso no era nada peyorativo el llamarte Toro Árbol, Estrella Fuego o Dos Caballos.

En un país como el nuestro, que pasó por un proceso de colonización y posterior independización es común encontrar por ejemplo el apellido Fernandez o Ramirez, lo cual en sus tiempos denotaba pertenencia, es decir, cuando había un indígena peón de hacienda o esclava de algún señor peninsular, por ejemplo una mujer llamada Xóchitl, ella pasaría a ser María Teresa Fernandez, lo cual significaba que primeramente había sido ya bautizada bajo la fé católica, por lo tanto el María Teresa, y segundo denotaba que le pertenecía al señor Fernando, de ahí el Fernandez mientras que en España muy probablemente denotara parentesco entonces alguna mujer llamada Simona Fernandez simplemente significaría Simona hija de Fernando.

Robocop Batman, no se me hace tan diferente de Dolores Fernandez ahora que lo pienso.

4. El Cerebro como origen del pensamiento

El pensamiento relacionado con la cabeza es un fenómeno bastante nuevo, aunque parezca imposible que fuera de otra manera. Citaré a Fernandez Christlieb porque lo describe de una manera muy simple y divertida:

Uno dice que piensa con el cerebro. No es mala idea. Aunque si uno se pone muy atento,[…] se dará cuenta de que sabe que piensa con el cerebro solamente porque desde hace dos siglos los neurocientíficos lo han propagandando insistentemente, y ya todo el mundo se lo cree, […] con lo que se sustenta la frase de Franz Joseph Gall de que “el cerebro es el órgano de la mente”, quien la propuso en una conferencia de 1796, con lo que fundó la frenología, una teoría muy muy popular según la cual las protuberancias e hinchazones en el cráneo de alguien indicaban que por ese lado estaba pensando fuerte, y como la investigó en una cárcel, concluyó que los ladrones de carteras tenían inflamada la coronilla debido a que ahí se alojaba el pensamiento de la adquisitividad; […] Y en 1857, todavía Thomas de Quincey igual: “hay realmente pocos motivos para considerar al cerebro como órgano del pensamiento”. […] Históricamente, se ha pensado con el riñón, el hígado, los intestinos, el corazón, y también con el cerebro. Aristóteles opinaba que se pensaba con la sangre, porque cuando uno perdía sangre, perdía también la conciencia, y cuando se le calentaba demasiado en la fiebre, el pensamiento se le estropeaba […] Y efectivamente el uso de la cabeza para pensar es más reciente. […] Parece que el sitio del talento se localiza en diferentes lugares según la historia. Y antes del siglo XVIII nadie pensaba con la cabeza.

La Sociedad Mental. Pablo Fernandez Christlieb.

A lo que voy con este punto no es a negar rotundamente el hecho de que “se piensa con la cabeza y el cerebro”, sino más bien señalar que hasta no hace tanto tiempo atrás, la actividad de “pensar” se hacía con otras partes del cuerpo. Estudios recientes han encontrado una complejidad muy grande de redes nerviosas con el mismo nivel de complejidad que en el cerebro, pero en sitios como el corazón y los intestinos, dando pie a nuevas teorías que hablan sobre un acompañamiento entre, en este caso, el corazón, los intestinos y el cerebro trabajando conjuntamente. Esto es algo que inclusive, en el lenguaje coloquial, se nos presenta como algo muy intuitivo, cuando decimos por ejemplo que “estabamos pensando con la entraña”, o “pensé con el corazón”.

5. La Sexualidad

Como lo dijo ya Foucault al inicio de su libros sobre la sexualidad más o menos así: antes los cuerpos se pavoneaban libremente, y la sexualidad era un tema que atravesaba todos los ámbitos de la vida humana, y no es sino hasta la llegada de la moral Victoriana que el sexo se relega tanto en las mentes como en el plano físico a una zona exclusiva del hogar: a la alcoba de los padres como autoridad moral.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es descarga-3.jpeg
DAILY LIFE IN UMORAMBA VILLAGE – JIMMY NELSON. Extraído de http://www.mamahub.nl

Así mismo lo menciona Sigmund Freud en sus ponencias que escandalizaron al cuerpo académico de sus tiempos: el ser humano, desde la infancia experimenta, como cualquier otro animal, los impulsos sexuales, no de una manera erótico-afectiva sino a un nivel pulsional, refleja y automática.

La sexualidad humana no solo ha cambiado con el tiempo, sino que en este planeta convivimos diferentes discursos sexuales al mismo tiempo, dependiendo de la latitud donde nos encontremos. Hay una región en Colombia en donde la zoofilia es algo preferido antes que embarazar prematuramente a una jovencita, lo cual no estamos aquí para cuestionar moralmente desde nuestro punto de vista, sino para arrojar luz sobre la diversidad de discursos sexuales posibles.

Por ejemplo en Polonia, el tener una relación consensuada─siendo adulto─con una chica de 14 años es totalmente bien visto; en Grecia antigua ya vimos como el que un hombre de 30 tuviera relaciones sexo-afectivas con un varón de 14 años era algo no solamente permitido, sino moralmente preferibleñ. En zonas de medio oriente el que un hombre tenga prácticas sexo-afectivas con muchas mujeres es bien visto y se trata de una costumbre milenaria.

En la cultura Rarámuri de hoy en día, así como en el Egipto antiguo, las mujeres tienen la libertad de tener relaciones sexuales antes de contraer matrimonio sin pena social por ello, y si deciden juntarse con dicha persona pero posteriormente surgen problemas, ellas pueden separarse, libres de cualquier señalamiento moral negativo. De los grupos eskimales, por ejemplo, corría un rumor de que un hombre eskimal te ofrecería sexualmente a su esposa si tu llegabas a visitar su hogar, lo cual es una completa malinterpretación, desde un punto de vista totalmente occidental acostumbrado a términos como “esposos” o monogamia. La situación real es que, grupos como los eskimales se caracterizan por permanecer en usos y costumbres humanas que no han cambiado en casi nada desde la época post-glacial, es decir de aproximadamente 30,000 años antes de la era cristana, y en estas formas de organización social de clanes es muy raro encontrar el concepto de monogamias estrictas o “esposas y esposos”, por lo tanto, dicha observación de que los hombres eskimales ofrecen a sus esposas al visitante tendría que ser juzgada desde un punto de vista muy diferente, y en todo caso, el avance sexual de una mujer hacia un visitante puede representar solamente eso, curiosidad sexual de una mujer del clan hacia el visitante, no de “una esposa” siendo “ofrecida por el marido”.

En algunas localidades de Mesoamérica así como en África, aún existen comunidades transexuales (por llamarlo de una manera occidental que podamos comprender) en donde el tener un miembro transexual en la familia no es nada de que preocuparse, al contrario, se considera algo de mucho honor; el mismo análisis podemos hacer de los matrimonios arreglados que existen desde Japón hasta Mesoamérica.

En fin, la diversidad de discursos alrededor del sexo en el Mundo es muy vasta, y todos esos discursos son válidos por igual, y es extremadamente difícil describir sus prácticas en términos de otras: lo que para una cultura se consideraría libertinaje en otra se consideraría normal, lo que en una cultura se consideraría correcto para otra sería conservadurismo o mojigatería.

En estas diferencias se basa lo que llamamos: multiculturalidad, y obviamente, cuando una cultura pretende imponer su propia visión─como por ejemplo la Alemania Nazi o la globalización neoliberal moderna─a todo el mundo, deja de ser algo aceptable, pues no mantiene sus costumbres dentro de su propia comunidad sino que pretende someter a otras culturas, y esto es simplemente inadmisible, para que exista multiculturalidad, cada localidad debe mantener sus costumbres dentro de su localidad, nunca buscar un expansionismo totalitario.

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Si tienes las posibilidades, realiza un donativo aquí 🙂
  3. Comparte el contenido con tus amistades.


Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada: familia, caminar, tradición, cambios, sexualidad, cerebro, alimentos, nada es igual, postmodernismo, nihilismo, costumbrismo, evolución

HISTORIAS RELACIONADAS

Los tlaxcaltecas fueron realmente los conquistadores de los mexicas y no los españoles: SRG

cultura

Responsable de nota:
mayo 28, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana,

Los tlaxcaltecas fueron realmente los conquistadores de los mexicas y no los españoles: SRG

“La traición de Tlaxcala” es el estigma que aún permea en la sociedad y esta deviene a través de dos etapas históricas que Ramos Galicia define como “la bélica” y “la legal”.

Las raíces del cristianismo 1: el pueblo de Israel y el paganismo Mediterráneo

cultura

Responsable de nota:
febrero 23, 2019 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana,

Las raíces del cristianismo 1: el pueblo de Israel y el paganismo Mediterráneo

Es a partir de la primer quema del templo de Jerusalén a manos del rey babilonio Nabucodonosor, alrededor de 587 a.C. (hubo una segunda caída a manos del emperador romano Tito alrededor del año 70 D.C.), que el pueblo judío considera llevar al plano escrito su tradición oral por primera vez como decisión colectiva, y que varios siglos después─alrededor del 220 de nuestra era─serán canonizadas en lo que ahora se conoce como el Tanaj.

Dar la otra mejilla ¿qué otra interpretación tiene?

cultura

Responsable de nota:
febrero 29, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana,

Dar la otra mejilla ¿qué otra interpretación tiene?

“No penséis que he venido para meter paz en la tierra; no he venido para meter paz, sino espada.” Es así como la interpretación pasa de ser un símbolo de sometimiento a un acto de desafío.

Cómo la mala biología mató a la economía

ciencia cultura

Responsable de nota:
diciembre 14, 2019 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Cómo la mala biología mató a la economía

La mala biología ejerce una atracción irresistible. Aquellos que piensan que la competencia es de lo que se trata la vida, y que creen que es deseable que los fuertes sobrevivan a expensas de los débiles, adoptan con entusiasmo el darwinismo como una hermosa ilustración de su ideología. Esta cultura antinatural de codicia y el miedo ha llevado a la economía global a su inminente fracaso.

¿Disfrutaste del Artículo?

Compártelo en tus redes

Síguenos en redes sociales

¡Nos encantará que nos lean tus amistades también!