Cerrar vista de Texto Simple

Como la Peste Negra impulsó la transformación de los Reinos feudales en los grandes Imperios post-feudales

Tras la despoblación masiva de Europa a causa de la pandemia, la producción de los feudos se detiene; lo que no se detiene son las demandas de los Reyes hacia los señores feudales. Los Reyes no dudaron en prestar sus servicios militares que endeudarían a los señores feudales por generaciones, cimentando el control de los Reyes sobre cada vez más vastos territorios.

[pie de imagen]> Una de las tantas "danzas macabras", obras inspiradas en la peste negra - Free British Library

Nos encontramos en el siglo XIV en Europa; la peste negra azota lo que hoy en día conocemos como España, Francia, Inglaterra, Alemania, entre muchos otros países que conforman el Viejo Mundo. Una bacteria que se cree provino de Asia, llamada Yersinia Pestis, ha infectado a la mayor parte de la población y no se detiene, por lo que se ha convertido en pandemia. Diversas circunstancias, tanto sociales como ambientales, prepararon el terreno para que esta enfermedad se propagara con mucha facilidad.

Antes de ir al tema central del título conozcamos un resumen de algunas de las posibles causas de este brote:

  • La Pequeña Edad de Hielo─la cual abarcó desde comienzos del siglo XIV y que llegó a presentarse por oleadas hasta mediados del XIX, dependiendo también de la latitud─trae consigo inviernos crudos y sequías generalizadas que arruinaron las cosechas y mataron al ganado, generando un periodo también conocido como la Gran Hambruna de 1315-1317 pero que, según la región, llegaron a extenderse hasta 1371 tanto sobre Europa del Norte como en la península Ibérica. Como consecuencia, la gran hambruna generó una población raquítica, enfermiza y por lo tanto propensa a contraer enfermedades que se contagiaran fácilmente y se tornaran en epidemias y finalmente en pandemias.
  • El Papa Gregorio IX fue el encargado de instaurar la Santa Inquisición en Europa, la cual si bien fue diseñada para eliminar la herejía interna de la Iglesia pronto se convirtió en una herramienta política de la cual abusaron quienes ostentaron del poder de aplicar el Santo Oficio. Las cacerías de mujeres bajo cargos de brujería, los pogromos o expulsiones masivas de gente judía, así como la expulsión de poblaciones llamadas moriscas (musulmanes) de zonas cristianas, en fin, esta época fue muy característica por el intento de unificar Europa bajo el catolicismo, lo cual alcanzó una praxis tan pero tan intensa que no tardó mucho en colapsar bajo su propio peso pocos años más tarde, fenómeno que resultó, y solo por dar unos pocos ejemplos, en el cisma entre la Iglesia Católica Ortodoxa o la Iglesia Católica Romana así como en el movimiento conocido como la Reforma impulsada por Martín Lutero. Fue justo en esta vorágine de la búsqueda de una pureza cristiana en la cual se expulsó (o asesinó) a muchos médicos judíos y musulmanes que eran los únicos en el mundo medieval que hubieran sido capaces de detener tal pandemia, puesto que los médicos cristianos medievales (recordemos que más o menos el mundo medieval comprende desde el año 400 d.C. hasta el 1500 d.C) consideraban todo el conocimiento médico grecorromano (de médicos como el griego Hipócrates o el romano Galeno) como conocimiento pagano, el cual no era digno de practicarse por la gente cristiana.
  • La higiene durante la edad media era una cosa deplorable. El agua era considerada un lujo por su escasez, por lo tanto era su uso algo condenado, pues los lujos llevaban a la vanidad, uno de los siete pecados capitales, por lo cual los clérigos promovían la idea entre el pueblo llano de que bañarse o lavar la ropa era una mala práctica, lo cual hizo proliferar las pulgas y los piojos.
  • A manera de dato curioso, existe el mito de un cierto comunicado (una «bula papal») del Papa Gregorio IX, publicado en junio de 1233, conocida como Vox in Rama; en dicho comunicado se señalaba negativamente un culto─practicado en la región que ahora conocemos como Alemania─en el cual supuestamente se adoraba a un ídolo mitad gato mitad humano, cosa que pudo haber generado una aversión muy enérgica del público cristiano hacia los gatos, sobre todo los negros. La inaccesibilidad a la educación y la prohibición de la compartición de saberes que no fueran avalados explícitamente por la Iglesia tenía al pueblo llano sumida en una ignorancia tremenda y esto les hacía propensos a mantener un pensamiento sumamente irreflexivo y supersticioso. En esa época, este tipo de malinterpretaciones no eran raras, si recordamos los episodios─dentro de este mismo periodo histórico─en donde el pueblo cristiano se explicaba el origen de dicha enfermedad culpando a las poblaciones judías─quienes según estos rumores─envenenaban los pozos de agua provocando así los signos y síntomas de la peste, y es así que la gente, en respuesta, recurrían desde expulsar judíos de sus comunidades, hasta incluso ejecutarles masivamente (algo que se conoce en la historia como pogromos); así mismo se culpaba a ciertos animales─aparte de los gatos─y de igual manera se les eliminaba masivamente, y no eran exactamente los animales culpables de la propagación de la bacteria, como sí lo fueron específicamente las ratas y las pulgas, pero ante la desesperación colectiva esos animales que nada tenían que ver con los contagios parecían un buen blanco para la aversión fanática. Regresando al tema de los gatos, la escasez de gatos en dicha región señalada por la bula papal durante el siglo XIII pudo jugar uno de tantos factores importantes en la propagación de la enfermedad ya que no existía un depredador natural para las ratas, las cuales proliferaron en cantidades incontrolables.

[pie de imagen]> el Papa Gregorio IX - Wikimedia

Ahora bien, continuemos con la historia. La caída del Imperio Romano de Occidente y la conquista paulatina de sus territorios a manos de pueblos «bárbaros» como los hunos, visigodos, vándalos, o la población goda, ibérica, germana, (así como un largo et cétera) dan origen a pequeños núcleos de poder, pequeños reyezuelos que "heredan" la riqueza y poder─a partir de saqueos─a la vieja Roma. Estos pequeños reinos comienzan a amasar poco a poco grandes ejércitos locales, y de hecho son el origen del sistema de organización social llamado «feudal».

Mientras estos pequeños reyes amasaban ejércitos, también proliferaron a la par otros fenómenos sociales conocidos como ciudades medievales libres, las cuales son mayormente responsables de todo el desarrollo cultural y tecnológico que valió la pena durante estos siglos del llamado Oscurantismo europeo el cual terminó por aplastar dichos avances al instaurar el feudalismo absolutista cristiano (que como ya dijimos rechazaban todo conocimiento clásico por considerarlo pagano). Terminado el oscurantismo, vendrían a retomarse todos aquellos avances de las ciudades medievales libres antes mencionados, durante la etapa del Renacimiento, por lo cual, durante este periodo renacentista parece haber un boom incontrolable del conocimiento humano.

Estas ciudades libres eran el resultado de la conjunción de varias aldeas cercanas que comenzaron a unirse por medio de la producción agraria y el comercio en organizaciones llamadas Guildas. Estas funcionaban como hermandades de producción especializada por oficio (en castellano suele llamárselas gremios o uniones, pero no eran exactamente lo mismo), los cuales regulaban la enseñanza y las pruebas de calidad de cada oficio. Esto dio lugar a una tradición de localidades especializadas en ciertos oficios, conocidas por su excelencia en una u otra actividad, y que de esta manera comerciaban con otras localidades libres los bienes y servicios en los que estas se especializaban.

De algún modo este tipo de organización tiene sus semejanzas a través de muchas culturas, apareciendo espontáneamente, como en los tianguis de Tenochtitlan, en donde había calles especializadas por oficios, o durante la conquista, cuando el primer obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga, se dio a la tarea de enseñar oficios por regiones a los purépechas conquistados, inspirado por la obra de Tomás Moro, y es por eso que hasta la fecha, en esa zona de México existen pueblos con fama de ser buenos en tal o cual oficio.

[pie de imagen]> la gran cantidad de heráldicas, estandartes y escudos provenientes de la Edad Media no surgieron de reinos sino de la época de las ciudades medievales libres europeas - Free British Library

El orgullo que comenzó a proliferar entre dichas localidades libres les llevaron a generar un sentido de identidad fuerte, del cual nace el concepto de «ciudad», ya que estas poblaciones cercanas comienzan a levantar muros alrededor de las aldeas integrantes de dichas guildas para protegerse precisamente de los ataques de los pequeños reyes feudales y sus ejércitos que iban tomando fuerza en toda Europa. Al cerrar sus fronteras con empalizadas, torres y murallas se genera un fenómeno social que puede conceptualizarse como «una guilda de varias guildas», lo cual conocemos ahora simplemente como «ciudades».

Estas ciudades medievales, gracias al orgullo local de sus guildas, levantan ostentosos templos con herrería, murales, cristalería, estatuas, ebanistería, escudos, estandartes (banderas locales), y cualquier expresión mecánica o estética posible para demostrar la maestría de su población; generan impresionante tecnología agraria, urbanística y política, de manera colectiva, incluso en los libros de "Historia del Arte" existe una bifurcación muy marcada en este momento, pues pasamos de un Mundo Antiguo en donde la autoría de "obras" era marcadamente colectiva o dedicada al pueblo, hacia un modelo individualista de "autores de renombre" que vino a instaurarse porque el arte paso de ser un oficio utilitario de la vida diaria del pueblo, a ser un entretenimiento de la nobleza feudal, quienes poco a poco fueron integrando a las familias de «artistas» a las filas de sus familias nobles.

La atención de los reyezuelos feudales que iban ganando terreno por sobre las ciudades libres, conquistándolas y uniéndolas a sus grandes reinos, se volcaba totalmente en las interminables guerras con otros reinos, por que estos no se detuvieron realmente a desarrollar cuestiones culturales en sus territorios, sino a incrementar sus ejércitos y sistemáticamente acosar y finalmente conquistar todo a su paso, donde absorbían y se adueñaban de todo atisbo cultural que tal o cual ciudad representara.

Es así que las ciudades libres que ostentaban cierto balance entre lo secular y lo no-secular, y que se dedicaban más bien al comercio (el origen de lo que unos siglos más tarde daría lugar a una nueva clase social que comenzó a competir en poder con los mismos reyes, clase social compuesta de comerciantes adinerados que Marx llamaría burgueses) que a la conquista, se vieron aplastadas por el dominio militar, que con cada pueblo libre que los reinos feudales conquistaban crecían sus filas de ejércitos y demás engranajes clave (siervos campesinos, villanos y mercenarios, miembros del clero, señores feudales y vasallos, caballeros) necesarios para que pronto la época de las grandes Coronas Imperialistas emergieran.

El sistema era básicamente el siguiente: el Rey azotaba una ciudad y le daba a elegir, el exterminio total o el sometimiento, si la población elegía someterse entonces el Rey tomaba a unos pocos representantes los cuales convertía en la pequeña nobleza (a esto se le conocia propiamente como vasallaje) conocidos como señores feudales, caballeros, clero entre otros grados de vasallos del Rey; a esta pequeña nobleza les entregaba la responsabilidad de hacer cumplir su palabra de Rey en los feudos, que eran básicamente la repartición, al capricho del Rey, de las ciudades que había dominado ya; el pueblo llano pasaba a ser siervo del los señores feudales y por lo tanto del Rey, de los cuales este último nutría sus ejércitos, los cuales utilizaba para atacar nuevas ciudades y repetir la secuencia.

Es también, justo de esta imagen del pueblerino, pobre, enlistado en la milicia de los Reyes, de donde nace la imagen del «villano», es decir, la milicia de gente de la villa, usada para someter a otros pueblos.

[pie de imagen]> propagación de la peste negra solamente en Europa - Wikimedia

¿Por qué la peste negra aceleró el proceso del Imperialismo post-feudal?

Tras la despoblación masiva de las ciudades y el campo, a causa de la pandemia, la productividad económica de los feudos se detiene, pero lo que no se detiene son las demandas de tributos por parte de los Reyes hacia los señores feudales, razón por la cual los señores feudales aplican reglas mucho más severas a sus siervos, quienes en muchas ocasiones no soportan el peso de las exigencias y prefieren sublevarse, generando épocas de sublevaciones masivas de pueblos enteros contra sus señores, los cuales se ven imposibilitados de controlar por su propia cuenta, razón por la cual voltean a la figura del Rey para solicitar apoyo militar, quienes no dudan en hacerlo, a cambio de endeudar a dichos señores feudales con cantidades que solo podrían pagarse luego de varias generaciones, lo que termina por reafirmar el dominio de estos Reyes hacia sus pequeñas noblezas vasallas y les garantiza un control generacional de los feudos.

Si ya de por sí el paso de las ciudades libres a convertirse en feudos había socavado las culturas locales de estos tiempos, la peste negra viene a rematar este proceso con un recrudecimiento de prácticas feudales tan inhumanas y crueles que incluso reciben un nombre propio en la Historia como malfetrías.

[pie de imagen]> población medieval - Free British Library

Esta decadencia social, poblacional, tecnológica y cultural en general prevalecía en Europa durante el siglo XIV, XV y XVI, situación que vino a aliviarse solo temporalmente gracias al Rey Carlos V, el cual hereda un reino tan vasto que su sueño fue volver a dominar al mundo entero─al puro estilo romano─bajo una misma corona católica.

[pie de imagen]> ¡No eras tan dulce como parecías Carlos!

El motor más importante para lograr el sueño del Rey Carlos V se encontraba en uno de sus tantos territorios, llamada La Corona de Castilla en la península Ibérica, la cual explotaba al máximo los recursos de su recién conquistada colonia Americana, heredada de los Reyes Católicos de Castilla y Aragón, que le permitió sostener un periodo de guerra incesante muy importante y prolongado sin jamás limitarse por recursos económicos con los cuales costearlos.

Si bien las razones de la peculiar evolución histórica de lo que hoy conocemos como «naciones» son varias, la peste negra fue una muy tangible, que vino a recrudecer el sistema feudal en muchos sentidos; por un lado propició la caída del mismo sistema feudal, pues hacía la producción insostenible por lo que el endeudamiento de su parte hacia las potencias militares en búsqueda de apoyo para mantener el orden social fue ineludible.

Encima de esto, los territorios musulmanes limitaban el comercio con Asia a las nacientes potencias europeas, mayoritariamente católicas por un largo tiempo, por lo que las guerras entre los florecientes reinos feudales fueron por el control de rutas comerciales o ciudades estratégicas en el manejo de capital como Países Bajos o Italia, razón por la cual las grandes dinastías comúnmente se disputaban estos territorios. ¿Y por qué era tan importante el comercio con Asia? porque ahí se conseguían «las especias» que llegaron a ser tan importantes como el mismo oro por su valor práctico al conservar alimentos así como por lo exótico y refinado que les parecieron a la nobleza europea. Recordemos que el viaje de Cristobal Colón a América originalmente era un viaje para encontrar otra ruta comercial hacia la India, en busca de rutas comerciales, y es por esto que al nativo americano le llamaron, erróneamente "indio", porque Cristobal había creído originalmente que había llegado a la India.

Estas constantes guerras y alianzas dinásticas que tenían por objetivo acrecentar sus territorios, ejércitos y riquezas dieron como resultado la era de las exploraciones coloniales, que terminaron por dar a luz a los grandes imperios coloniales de la Era Moderna como España, Portugal, Inglaterra, Francia y Holanda, y es así como la devastación poblacional, económica y cultural provocada por la peste negra llegó a jugar un papel en este cambio de orden político y económico.

Referencias:

Pirenne Jacques (1979) Historia Universal, Las grandes corrientes de la historia; Volumen 2: desde el Islam hasta el Renacimiento. Editorial Cumbre. pp. 129, 147, 210-212, 218-220, 224, 235, 240-243, 252-258

Pirenne Jacques (1979) Historia Universal, Las grandes corrientes de la historia; Volumen 3: desde el Renacimiento hasta la formación de los grandes estados continentales de Europa. Editorial Cumbre. p. 244.

Kropotkin Piotr (2017) Mutual Aid: A Factor in Evolution; Chapter 5: Mutual Aid in the Mediæval City. https://theana r chistlibrary.org/li b rary/petr-kropo tk in-mutual-aid-a-fa ct or-of-evoluti on#toc6

El Enigma de la Pequeña Edad de Hielo. ABC ciencia España. https://www.a bc.es/ciencia/ab ci-enigma-pequ ena-edad-hie lo-20120131 0000_notici a.html

Cerrar vista de Texto Simple

Como la Peste Negra impulsó la transformación de los Reinos feudales en los grandes Imperios post-feudales

cultura destacado

Responsable de nota:
marzo 21, 2020 | Sección: cultura destacado | Artículos sobre: estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana, temas sobre las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Tras la despoblación masiva de Europa a causa de la pandemia, la producción de los feudos se detiene; lo que no se detiene son las demandas de los Reyes hacia los señores feudales. Los Reyes no dudaron en prestar sus servicios militares que endeudarían a los señores feudales por generaciones, cimentando el control de los Reyes sobre cada vez más vastos territorios.

Una de las tantas “danzas macabras”, obras inspiradas en la peste negra – Free British Library

Nos encontramos en el siglo XIV en Europa; la peste negra azota lo que hoy en día conocemos como España, Francia, Inglaterra, Alemania, entre muchos otros países que conforman el Viejo Mundo. Una bacteria que se cree provino de Asia, llamada Yersinia Pestis, ha infectado a la mayor parte de la población y no se detiene, por lo que se ha convertido en pandemia. Diversas circunstancias, tanto sociales como ambientales, prepararon el terreno para que esta enfermedad se propagara con mucha facilidad.

Antes de ir al tema central del título conozcamos un resumen de algunas de las posibles causas de este brote:

  • La Pequeña Edad de Hielo─la cual abarcó desde comienzos del siglo XIV y que llegó a presentarse por oleadas hasta mediados del XIX, dependiendo también de la latitud─trae consigo inviernos crudos y sequías generalizadas que arruinaron las cosechas y mataron al ganado, generando un periodo también conocido como la Gran Hambruna de 1315-1317 pero que, según la región, llegaron a extenderse hasta 1371 tanto sobre Europa del Norte como en la península Ibérica. Como consecuencia, la gran hambruna generó una población raquítica, enfermiza y por lo tanto propensa a contraer enfermedades que se contagiaran fácilmente y se tornaran en epidemias y finalmente en pandemias.
  • El Papa Gregorio IX fue el encargado de instaurar la Santa Inquisición en Europa, la cual si bien fue diseñada para eliminar la herejía interna de la Iglesia pronto se convirtió en una herramienta política de la cual abusaron quienes ostentaron del poder de aplicar el Santo Oficio. Las cacerías de mujeres bajo cargos de brujería, los pogromos o expulsiones masivas de gente judía, así como la expulsión de poblaciones llamadas moriscas (musulmanes) de zonas cristianas, en fin, esta época fue muy característica por el intento de unificar Europa bajo el catolicismo, lo cual alcanzó una praxis tan pero tan intensa que no tardó mucho en colapsar bajo su propio peso pocos años más tarde, fenómeno que resultó, y solo por dar unos pocos ejemplos, en el cisma entre la Iglesia Católica Ortodoxa o la Iglesia Católica Romana así como en el movimiento conocido como la Reforma impulsada por Martín Lutero. Fue justo en esta vorágine de la búsqueda de una pureza cristiana en la cual se expulsó (o asesinó) a muchos médicos judíos y musulmanes que eran los únicos en el mundo medieval que hubieran sido capaces de detener tal pandemia, puesto que los médicos cristianos medievales (recordemos que más o menos el mundo medieval comprende desde el año 400 d.C. hasta el 1500 d.C) consideraban todo el conocimiento médico grecorromano (de médicos como el griego Hipócrates o el romano Galeno) como conocimiento pagano, el cual no era digno de practicarse por la gente cristiana.
  • La higiene durante la edad media era una cosa deplorable. El agua era considerada un lujo por su escasez, por lo tanto era su uso algo condenado, pues los lujos llevaban a la vanidad, uno de los siete pecados capitales, por lo cual los clérigos promovían la idea entre el pueblo llano de que bañarse o lavar la ropa era una mala práctica, lo cual hizo proliferar las pulgas y los piojos.
  • A manera de dato curioso, existe el mito de un cierto comunicado (una «bula papal») del Papa Gregorio IX, publicado en junio de 1233, conocida como Vox in Rama; en dicho comunicado se señalaba negativamente un culto─practicado en la región que ahora conocemos como Alemania─en el cual supuestamente se adoraba a un ídolo mitad gato mitad humano, cosa que pudo haber generado una aversión muy enérgica del público cristiano hacia los gatos, sobre todo los negros. La inaccesibilidad a la educación y la prohibición de la compartición de saberes que no fueran avalados explícitamente por la Iglesia tenía al pueblo llano sumida en una ignorancia tremenda y esto les hacía propensos a mantener un pensamiento sumamente irreflexivo y supersticioso. En esa época, este tipo de malinterpretaciones no eran raras, si recordamos los episodios─dentro de este mismo periodo histórico─en donde el pueblo cristiano se explicaba el origen de dicha enfermedad culpando a las poblaciones judías─quienes según estos rumores─envenenaban los pozos de agua provocando así los signos y síntomas de la peste, y es así que la gente, en respuesta, recurrían desde expulsar judíos de sus comunidades, hasta incluso ejecutarles masivamente (algo que se conoce en la historia como pogromos); así mismo se culpaba a ciertos animales─aparte de los gatos─y de igual manera se les eliminaba masivamente, y no eran exactamente los animales culpables de la propagación de la bacteria, como sí lo fueron específicamente las ratas y las pulgas, pero ante la desesperación colectiva esos animales que nada tenían que ver con los contagios parecían un buen blanco para la aversión fanática. Regresando al tema de los gatos, la escasez de gatos en dicha región señalada por la bula papal durante el siglo XIII pudo jugar uno de tantos factores importantes en la propagación de la enfermedad ya que no existía un depredador natural para las ratas, las cuales proliferaron en cantidades incontrolables.
el Papa Gregorio IX – Wikimedia

Ahora bien, continuemos con la historia. La caída del Imperio Romano de Occidente y la conquista paulatina de sus territorios a manos de pueblos «bárbaros» como los hunos, visigodos, vándalos, o la población goda, ibérica, germana, (así como un largo et cétera) dan origen a pequeños núcleos de poder, pequeños reyezuelos que “heredan” la riqueza y poder─a partir de saqueos─a la vieja Roma. Estos pequeños reinos comienzan a amasar poco a poco grandes ejércitos locales, y de hecho son el origen del sistema de organización social llamado «feudal».


Mientras estos pequeños reyes amasaban ejércitos, también proliferaron a la par otros fenómenos sociales conocidos como ciudades medievales libres, las cuales son mayormente responsables de todo el desarrollo cultural y tecnológico que valió la pena durante estos siglos del llamado Oscurantismo europeo el cual terminó por aplastar dichos avances al instaurar el feudalismo absolutista cristiano (que como ya dijimos rechazaban todo conocimiento clásico por considerarlo pagano). Terminado el oscurantismo, vendrían a retomarse todos aquellos avances de las ciudades medievales libres antes mencionados, durante la etapa del Renacimiento, por lo cual, durante este periodo renacentista parece haber un boom incontrolable del conocimiento humano.

Estas ciudades libres eran el resultado de la conjunción de varias aldeas cercanas que comenzaron a unirse por medio de la producción agraria y el comercio en organizaciones llamadas Guildas. Estas funcionaban como hermandades de producción especializada por oficio (en castellano suele llamárselas gremios o uniones, pero no eran exactamente lo mismo), los cuales regulaban la enseñanza y las pruebas de calidad de cada oficio. Esto dio lugar a una tradición de localidades especializadas en ciertos oficios, conocidas por su excelencia en una u otra actividad, y que de esta manera comerciaban con otras localidades libres los bienes y servicios en los que estas se especializaban.

De algún modo este tipo de organización tiene sus semejanzas a través de muchas culturas, apareciendo espontáneamente, como en los tianguis de Tenochtitlan, en donde había calles especializadas por oficios, o durante la conquista, cuando el primer obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga, se dio a la tarea de enseñar oficios por regiones a los purépechas conquistados, inspirado por la obra de Tomás Moro, y es por eso que hasta la fecha, en esa zona de México existen pueblos con fama de ser buenos en tal o cual oficio.

la gran cantidad de heráldicas, estandartes y escudos provenientes de la Edad Media no surgieron de reinos sino de la época de las ciudades medievales libres europeas – Free British Library

El orgullo que comenzó a proliferar entre dichas localidades libres les llevaron a generar un sentido de identidad fuerte, del cual nace el concepto de «ciudad», ya que estas poblaciones cercanas comienzan a levantar muros alrededor de las aldeas integrantes de dichas guildas para protegerse precisamente de los ataques de los pequeños reyes feudales y sus ejércitos que iban tomando fuerza en toda Europa. Al cerrar sus fronteras con empalizadas, torres y murallas se genera un fenómeno social que puede conceptualizarse como «una guilda de varias guildas», lo cual conocemos ahora simplemente como «ciudades».

Estas ciudades medievales, gracias al orgullo local de sus guildas, levantan ostentosos templos con herrería, murales, cristalería, estatuas, ebanistería, escudos, estandartes (banderas locales), y cualquier expresión mecánica o estética posible para demostrar la maestría de su población; generan impresionante tecnología agraria, urbanística y política, de manera colectiva, incluso en los libros de “Historia del Arte” existe una bifurcación muy marcada en este momento, pues pasamos de un Mundo Antiguo en donde la autoría de “obras” era marcadamente colectiva o dedicada al pueblo, hacia un modelo individualista de “autores de renombre” que vino a instaurarse porque el arte paso de ser un oficio utilitario de la vida diaria del pueblo, a ser un entretenimiento de la nobleza feudal, quienes poco a poco fueron integrando a las familias de «artistas» a las filas de sus familias nobles.

La atención de los reyezuelos feudales que iban ganando terreno por sobre las ciudades libres, conquistándolas y uniéndolas a sus grandes reinos, se volcaba totalmente en las interminables guerras con otros reinos, por que estos no se detuvieron realmente a desarrollar cuestiones culturales en sus territorios, sino a incrementar sus ejércitos y sistemáticamente acosar y finalmente conquistar todo a su paso, donde absorbían y se adueñaban de todo atisbo cultural que tal o cual ciudad representara.

Es así que las ciudades libres que ostentaban cierto balance entre lo secular y lo no-secular, y que se dedicaban más bien al comercio (el origen de lo que unos siglos más tarde daría lugar a una nueva clase social que comenzó a competir en poder con los mismos reyes, clase social compuesta de comerciantes adinerados que Marx llamaría burgueses) que a la conquista, se vieron aplastadas por el dominio militar, que con cada pueblo libre que los reinos feudales conquistaban crecían sus filas de ejércitos y demás engranajes clave (siervos campesinos, villanos y mercenarios, miembros del clero, señores feudales y vasallos, caballeros) necesarios para que pronto la época de las grandes Coronas Imperialistas emergieran.

El sistema era básicamente el siguiente: el Rey azotaba una ciudad y le daba a elegir, el exterminio total o el sometimiento, si la población elegía someterse entonces el Rey tomaba a unos pocos representantes los cuales convertía en la pequeña nobleza (a esto se le conocia propiamente como vasallaje) conocidos como señores feudales, caballeros, clero entre otros grados de vasallos del Rey; a esta pequeña nobleza les entregaba la responsabilidad de hacer cumplir su palabra de Rey en los feudos, que eran básicamente la repartición, al capricho del Rey, de las ciudades que había dominado ya; el pueblo llano pasaba a ser siervo del los señores feudales y por lo tanto del Rey, de los cuales este último nutría sus ejércitos, los cuales utilizaba para atacar nuevas ciudades y repetir la secuencia.

Es también, justo de esta imagen del pueblerino, pobre, enlistado en la milicia de los Reyes, de donde nace la imagen del «villano», es decir, la milicia de gente de la villa, usada para someter a otros pueblos.

propagación de la peste negra solamente en Europa – Wikimedia

¿Por qué la peste negra aceleró el proceso del Imperialismo post-feudal?

Tras la despoblación masiva de las ciudades y el campo, a causa de la pandemia, la productividad económica de los feudos se detiene, pero lo que no se detiene son las demandas de tributos por parte de los Reyes hacia los señores feudales, razón por la cual los señores feudales aplican reglas mucho más severas a sus siervos, quienes en muchas ocasiones no soportan el peso de las exigencias y prefieren sublevarse, generando épocas de sublevaciones masivas de pueblos enteros contra sus señores, los cuales se ven imposibilitados de controlar por su propia cuenta, razón por la cual voltean a la figura del Rey para solicitar apoyo militar, quienes no dudan en hacerlo, a cambio de endeudar a dichos señores feudales con cantidades que solo podrían pagarse luego de varias generaciones, lo que termina por reafirmar el dominio de estos Reyes hacia sus pequeñas noblezas vasallas y les garantiza un control generacional de los feudos.

Si ya de por sí el paso de las ciudades libres a convertirse en feudos había socavado las culturas locales de estos tiempos, la peste negra viene a rematar este proceso con un recrudecimiento de prácticas feudales tan inhumanas y crueles que incluso reciben un nombre propio en la Historia como malfetrías.

población medieval – Free British Library

Esta decadencia social, poblacional, tecnológica y cultural en general prevalecía en Europa durante el siglo XIV, XV y XVI, situación que vino a aliviarse solo temporalmente gracias al Rey Carlos V, el cual hereda un reino tan vasto que su sueño fue volver a dominar al mundo entero─al puro estilo romano─bajo una misma corona católica.

¡No eras tan dulce como parecías Carlos!

El motor más importante para lograr el sueño del Rey Carlos V se encontraba en uno de sus tantos territorios, llamada La Corona de Castilla en la península Ibérica, la cual explotaba al máximo los recursos de su recién conquistada colonia Americana, heredada de los Reyes Católicos de Castilla y Aragón, que le permitió sostener un periodo de guerra incesante muy importante y prolongado sin jamás limitarse por recursos económicos con los cuales costearlos.

Si bien las razones de la peculiar evolución histórica de lo que hoy conocemos como «naciones» son varias, la peste negra fue una muy tangible, que vino a recrudecer el sistema feudal en muchos sentidos; por un lado propició la caída del mismo sistema feudal, pues hacía la producción insostenible por lo que el endeudamiento de su parte hacia las potencias militares en búsqueda de apoyo para mantener el orden social fue ineludible.

Encima de esto, los territorios musulmanes limitaban el comercio con Asia a las nacientes potencias europeas, mayoritariamente católicas por un largo tiempo, por lo que las guerras entre los florecientes reinos feudales fueron por el control de rutas comerciales o ciudades estratégicas en el manejo de capital como Países Bajos o Italia, razón por la cual las grandes dinastías comúnmente se disputaban estos territorios. ¿Y por qué era tan importante el comercio con Asia? porque ahí se conseguían «las especias» que llegaron a ser tan importantes como el mismo oro por su valor práctico al conservar alimentos así como por lo exótico y refinado que les parecieron a la nobleza europea. Recordemos que el viaje de Cristobal Colón a América originalmente era un viaje para encontrar otra ruta comercial hacia la India, en busca de rutas comerciales, y es por esto que al nativo americano le llamaron, erróneamente “indio”, porque Cristobal había creído originalmente que había llegado a la India.

Estas constantes guerras y alianzas dinásticas que tenían por objetivo acrecentar sus territorios, ejércitos y riquezas dieron como resultado la era de las exploraciones coloniales, que terminaron por dar a luz a los grandes imperios coloniales de la Era Moderna como España, Portugal, Inglaterra, Francia y Holanda, y es así como la devastación poblacional, económica y cultural provocada por la peste negra llegó a jugar un papel en este cambio de orden político y económico.

Referencias:

Pirenne Jacques (1979) Historia Universal, Las grandes corrientes de la historia; Volumen 2: desde el Islam hasta el Renacimiento. Editorial Cumbre. pp. 129, 147, 210-212, 218-220, 224, 235, 240-243, 252-258

Pirenne Jacques (1979) Historia Universal, Las grandes corrientes de la historia; Volumen 3: desde el Renacimiento hasta la formación de los grandes estados continentales de Europa. Editorial Cumbre. p. 244.

Kropotkin Piotr (2017) Mutual Aid: A Factor in Evolution; Chapter 5: Mutual Aid in the Mediæval City. https://theana r chistlibrary.org/li b rary/petr-kropo tk in-mutual-aid-a-fa ct or-of-evoluti on#toc6

El Enigma de la Pequeña Edad de Hielo. ABC ciencia España. https://www.a bc.es/ciencia/ab ci-enigma-pequ ena-edad-hie lo-20120131 0000_notici a.html

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Puedes realizar un donativo aquí
  3. Comparte el contenido con tus amistades.

Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada: pandemia, peste negra, ciudades libres medievales, feudos, medieval, feudal, Carlos V, imperio romano occidental, caída de roma, Roma, Imperio Romano, epidemia, Yersinia pestis

HISTORIAS RELACIONADAS

La caída de Tenochtitlan no fue una conquista de España sino de Cortés

cultura

Responsable de nota:
abril 1, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana,

La caída de Tenochtitlan no fue una conquista de España sino de Cortés

Así que Hernán Cortés y sus 889 acompañantes, derrotaron a los pueblos que encontraron desde Cozumel hasta Tenochtitlan sin que los reyes de Castilla, León y Aragón tuvieran conocimiento.

Nuevas revelaciones sobre la CIA en México

cultura

Responsable de nota:
mayo 8, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana, temas sobre las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Nuevas revelaciones sobre la CIA en México

“Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano: debemos abrir a los jóvenes ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores.”

No todas las cosas han sido siempre iguales

cultura

Responsable de nota:
julio 13, 2019 | Sección: cultura | Artículos sobre: estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana,

No todas las cosas han sido siempre iguales

Forma de caminar, la heterosexualidad, los nombres propios, pensar solo con el cerebro, la sexualidad: este es un listado de cosas que han cambiado mucho a lo largo de la historia humana, y que seguramente no lo habías notado. Parte 1.

Las raíces del cristianismo 1: el pueblo de Israel y el paganismo Mediterráneo

cultura

Responsable de nota:
febrero 23, 2019 | Sección: cultura | Artículos sobre: estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana,

Las raíces del cristianismo 1: el pueblo de Israel y el paganismo Mediterráneo

Es a partir de la primer quema del templo de Jerusalén a manos del rey babilonio Nabucodonosor, alrededor de 587 a.C. (hubo una segunda caída a manos del emperador romano Tito alrededor del año 70 D.C.), que el pueblo judío considera llevar al plano escrito su tradición oral por primera vez como decisión colectiva, y que varios siglos después─alrededor del 220 de nuestra era─serán canonizadas en lo que ahora se conoce como el Tanaj.

¡Haz que otras personas se enteren!

Comparte esta historia:

Síguenos en nuestras redes: