Cerrar vista de Texto Simple

El individualismo, resultado del cristianismo y de la Ilustración

Es bajo el concepto del Renacimiento y la Ilustración, que nace─para el pensamiento occidental─el concepto y práctica de «la individualidad» como dogma. ¿A qué me refiero con esto? ¿qué antes del Renacimiento la humanidad era una especie de mancha voraz con miles de ojos y brazos y pies pero sin cerebros separados por individualidades? La respuesta es curiosa: no, no se trataba de una masa de miles de ojos y manos, pero de alguna manera así lo era.

Es necesario visibilizar un asunto que no resalta tanto como debería en la Educación mexicana. Es un hecho muy fácil de analizar, sabiendo en donde buscar, que la Educación tercermundista, no solo en México sino en cualquier país colonizado, está diseñada para generar obreræs técnicæs y obreræs intelectuales que simplemente sigan apilando bloques ya construidos por los intelectuales de las potencias mundiales. A una Corona o Potencia nunca le convendrá que una de sus colonias reflexionen, que cuestionen las bases ya sentadas, de otro modo podrían percatarse de su propia condición y rebelarse o exigir independencia; eso ya ocurrió una vez en México, y las Potencias no están dispuestas a permitir que eso siga sucediendo.

[inicio de cita]>

"México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta controlar a un solo hombre: el Presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso llevaría otra vez a la guerra. La solución necesita más tiempo: debemos abrir a los jóvenes ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto al liderazgo de Estados Unidos. México necesitará de administradores competentes. Con el tiempo, esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la Presidencia. Sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos. Y lo harán mejor y más radicalmente que nosotros".

[fin de cita // referencia de cita]> Richard Lansing, secretario de Estado del presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson (1924)

Sin más introducción, el asunto del que vengo a hablarles es de la "individualidad". Un parteaguas para la humanidad y el Mundo entero que no ha recibido, al menos no popularmente sino en el reducido ámbito de lo académico, la atención y visibilización necesaria para poder convertirlo en un tema mucho más cercano y familiar para la parte actora más común de la sociedad: el Pueblo.

Si te preguntaste ¿qué hay que saber sobre la individualidad, qué no es muy claro ya el concepto? entonces es justo a lo que me refiero; la individualidad es un fenómeno muy extenso y con implicaciones muy profundas, con raíces que tocan muchos ámbitos de la Realidad misma, que va más allá de los gustos personales, las preferencias o la personalidad, y esa es la parte que no se han enfocado en señalar lo suficiente.

¿Cuándo y dónde aparece La Individualidad?

[inicio de cita]>

El punto de vista que sugiero es que la conciencia moderna ha sido forjada como unidad personal para millones de seres humanos, al mismo tiempo por el cristianismo y el pensamiento ilustrado. No sé si ha sido obra de la astucia de la razón o de la fuerza de las circunstancias, pero lo que veo en general son individuos en los que, con mayor o menor grado de consciencia, se mezclan educación cristiana y educación ilustrada, dando vida a ese organismo que denominamos laicismo, a esa identidad que denominamos laica. Términos a los que hay que restituir el significado originario de una fe en los límites de la razón, de la razón difundida entre el pueblo, del sentido común que, como decía Descartes, está tan repartido que todos los hombres creen haberlo recibido como dote.

[fin de cita // referencia de cita]> Claudio Martelli, político italiano.

Esta cita anterior hace referencia del cambio de paradigma que sufrió la humanidad a raíz de la creación de eso que hoy concebimos tan natural bajo el nombre de "individualidad"; la cual Martelli se pregunta si es obra de «astucia de la razón» o bien por la «fuerza de las circunstancias»).

[inicio de cita]>

La Ilustración está dentro de la milenaria evolución del cristianismo y no es ajena a éste, ni a sus mutables relaciones con el poder, consigo mismo, con la sociedad, con las costumbres y con las ciencias.

Al igual que la Reforma protestante, la Ilustración se remite al cristiano individual contra la Iglesia católica y las sectas reformadas. A diferencia de la Reforma, no predica un cristianismo puro contra otro impuro, sino un cristianismo universal fundado en el sentido común. La Ilustración —Reforma aplazada— acelera y disloca la racionalización del cristianismo, laiciza y seculariza el mensaje cristiano, pero sólo hasta el límite del teísmo. El blanco de los ilustrados es la ignorancia.

La Ilustración no es una ruptura con el ethos cristiano: es una tentativa de purificarlo del absurdo y del fanatismo.

[fin de cita // referencia de cita]> Claudio Martelli
[pie de imagen]> la Diosa de la Razón

Recordemos las clases de Historia: Rousseau, Newton, Voltaire, Descartes, Hobbes, Locke, incluso Galileo Galilei así como otros autores, como dice atinadamente Martelli, eran "aunque de modo crítico y desencantado" cristianos; heterodoxos, ecuménicos, tolerantes pero cristianos. Es esto a lo que nos referimos con que el Renacimiento y la Ilustración son la «evolución de la doctrina cristiana, o mejor dicho católica, y no le son ajenos a esta».

[inicio de cita]>

La conciencia laica y sus declinaciones —el respeto a los demás, la inviolabilidad de los derechos de la persona, la libertad de la ciencia, la sufrida aceptación del pluralismo religioso y político, de la democracia política y del mercado económico—, todo ello nace dentro y no fuera del cristianismo, dentro y no fuera de la historia del Dios de Occidente.

[fin de cita // referencia de cita]> Claudio Martelli

No pretendo hacer una defensa hacia el catolicismo, en lo absoluto, sino visibilizar el contexto del desarrollo humano a lo largo de su historia. Es bajo este contexto del Renacimiento y la Ilustración, que nace─para el pensamiento occidental─el concepto y práctica de «la individualidad» como dogma. ¿A qué me refiero con esto? ¿qué antes del Renacimiento la humanidad era una especie de mancha voraz con miles de ojos y brazos y pies pero sin cerebros separados por individualidades? La respuesta es curiosa: no, no se trataba de una masa de miles de ojos y manos, pero de alguna manera así lo era.

Permítanme explicar esto anterior antes de ser linchado: En la Prehistoria, al contrario de lo que pudiera pensarse, la identidad comienza no con la individualidad sino con el grupo, el clan, la tribu (no con la familia, la familia de hecho es un constructo social posterior al clan o la manada); los gustos personales no brillaban por el hecho de la originalidad, sino por el hecho de mantener la cohesión de las tradiciones que daban identidad al grupo completo como parte de una etnia, obviamente en esos tiempos no se lo explicaban bajo un término como "origen étnico" sino que simplemente tenían conciencia sobre un "nosotræs" en contraposición a un "ellæs" con quienes o bien lograban alianzas o bien hacían la guerra.

Posteriormente, en la Edad Antigua de la Historia, comenzaron a notarse más ciertas identidades relacionadas a los cargos social-políticos, pero una vez más, el individuo y su libre albedrío no brillaba ni valía por su originalidad y el hecho de ser especial y único, al contrario, las mitologías, que eran las creencias nucleares de los pueblos en aquellos tiempos nos delatan mucho sobre su estilo de vida: la humanidad le pertenecía a las energías que denominaban como todopoderosas (ahora les clasificamos homogéneamente como Dioses) que ya fuera en Egipto, Mesopotamia, Grecia, o Mesoamérica, por poner solo algunos ejemplos, tenían un papel que cumplir bajo las órdenes de estos Dioses, destinos escritos y niveles sociales que respetar ante todo para poder mantener un orden cósmico que pudiera así proveer a su pueblo, es decir a su identidad colectiva: a esto me refería con que no eran literalmente una masa con cientos de ojos, pero mentalmente sí lo eran puesto que cada quién cumplía su rol dentro del nivel religioso-social que le había tocado y de esta manera se daba Orden Divino al Mundo, cosa que resultaba impensable cuestionar por medio de, por ejemplo, un libre albedrío individual en donde la potencia de los Dioses no se manifestara ordenándole en el lugar donde le tocaba en esta vida actuar.

[inicio de cita]>

La organización política se estructuraba en polis o ciudades-estado: para los griegos, la sociedad era una consecuencia necesaria de la naturaleza humana. En este contexto, las teorías políticas de Platón y Aristóteles hicieron un gran hincapié en el concepto de bien común.

Para Platón, agrupados los hombres en sociedad, esta se configura en la polis, cuyo bien común se sobrepone al bien particular de los individuos que lo componen. Aristóteles también consideraba que el hombre era un ser social y que no podía realizarse fuera de la familia y la sociedad, por lo que también subordinaba el bien individual al bien común

[fin de cita // referencia de cita]> Wikipedia - Derechos humanos

Todavía hasta la Roma del 200 d.C., la orden por sentido común, seguida por la población pagana romana, era "primero muertæ antes que desacrar el divino orden de la ciudad", es por esto que Sócrates bebe la cicuta sin ningún rencor hacia su ciudad o el César, puesto que la ciudad le había dicho que era un corruptor de la juventud, a lo que él nunca negó su culpabilidad y le dijo a sus alumnos (alumnos con O porque todos eran hombres) que él estaba dispuesto a morir para no afectar el orden de lo colectivo, el Estado romano, la única identidad valiosa en aquellos tiempos. Cabe mencionar que tanto la población griega como la romana (es bien sabido que el pueblo romano eran fervientes seguidoræs de todo aquello que sonara a conocimiento helénico) eran ciudadanæs antes que individuæs, es decir, colectivo antes que partes separadas.

[inicio de cita]>

El estoicismo es una escuela filosófica fundada por Zenón de Citio en el 301 a. C. Su doctrina filosófica estaba basada en el dominio y control de los hechos, cosas y pasiones que perturban la vida, valiéndose de la valentía y la razón del carácter personal. Su objetivo era alcanzar la felicidad y la sabiduría prescindiendo de los bienes materiales.

[fin de cita // referencia de cita]> Wikipedia - Estoicismo

De hecho, el cristianismo parece empatar mucho con los principios morales del estoicismo: dominio sobre las pasiones y el alejamiento de lo material.

[pie de imagen]> representación de Cristo del cristianismo primitivo, nunca se le representaba en la cruz. La representación crucificada surge a partir del catolicismo, religión inventada por Constantino el Grande.
[inicio de cita]>

Ya en la decadencia de la cultura griega, conquistada la Hélade por Roma, se extendieron filosofías que ponían el acento en la búsqueda de la felicidad individual: entre ellos, el epicureísmo y el estoicismo.

[fin de cita // referencia de cita]> Wikipedia - Derechos humanos

El Zeitgeist (espíritu de los tiempos, sentido común, discurso social en gestación) de la época comienza a virar hacia una visión más personal, en donde las ciudades-estado, los grandes imperios, y el orden como se conocía hasta entonces comienza a tambalearse y esto genera en las personas una semilla de la introspección personal, la cual se refleja en, por ejemplo, el estoicismo, o por excelencia en el libre albedrío cristiano, en donde el ahora único Dios todopoderoso dividido en la trinidad de Cristo, Dios Padre y Espíritu Santo, deposita en cada persona la responsabilidad de decidir por sí misma el buscar la gracia divina, expiar sus pecados y regresar a ser uno con Dios.

Esta semilla encontrará su tiempo de gestación durante la Edad Media, en donde una vez más, incontables guerras entre feudos, plagas, cambios climáticos, migraciones, invasiones y el dominio del catolicismo terminan por eclosionar en el pensamiento Renacentista y de la Ilustración que traen consigo la modernidad, y con ella posteriormente la Revolución Industrial la cual termina por solidificar, por cuestiones mercantiles, la idea de una individualidad única, con necesidades específicas, parte importante de un sistema democrático y liberal en donde actúa tanto como mercado-demanda al cual venderle productos cada vez más especializados, así como mercado-oferta con la capacidad de patentar ideas originales y así comercializar más productos super-específicos y seguir moviendo el dinero

Esto desembocará más tarde en el neo-liberalismo, terminando por coronar al Individuo como fin último y origen de todas las cosas funcionales: la política, la opinión pública, los productos, la demanda, la oferta, la educación cada vez más especializada, las modas (que curiosamente en un afán por individualizar terminan por agrupar y homogeneizar identidades similares a las de los clanes o etnias del pasado), et cétera.

[pie de imagen]> Milton Friedman y los Chicago Boys

Milton Friedman (encargado de asesorar a los Chicago Boys y la instauración del modelo neoliberal en Chile durante la dictadura militar de Pinochet) en 1946 escribe unos libros titulados "Capitalismo y libertad", "Libertad de elegir", "La tiranía del estatus quo". Como podemos ver simplemente con los títulos, nos habla de una sistemática defensa por una mayor capacidad de libertad individual.

[inicio de cita]>

El mercado es, de hecho, el medio más eficiente de que disponemos para la asignación de recursos, para fomentar la selección, diversidad y bienestar, y para asegurar la libertad.

El mercado garantiza también la libertad, porque suprime discriminaciones por razón de raza, lengua, religión, ideas políticas, etc. Y es una garantía de libertad política, porque permite a cada uno mantener sus ideas.

Friedman sostiene que la libertad económica es una parte, y parte importante, de la libertad personal y política.

[fin de cita // referencia de cita]> El pensamiento económico de Milton Friedman. Documento de Investigación por Antonio Argadoña

Por otro lado, es interesante observar el contraste que genera el concepto de la individualidad a la definición de libertad en los diferentes tiempos-poblaciones: para una persona egipcia o una griega, libertad implicaba que su pueblo conservara sus tradiciones, mientras que para una individualidad moderna de, digamos, estados unidos de norteamérica, la libertad significa además de que su país no esté invadido por alguna otra nación, que a esa persona, en lo individual, le gustan Los Beatles y no Los Rolling Stones, o que se bañan con Pantene y no con Nivea, que prefieren un Ford a un Nissan; en general enfocado en ¿qué cosas consumo que me hacen único?

El Padre Thomas Hopko, sacerdote de la Iglesia Ortodoxa de América, una vez dijo lo siguiente:

[inicio de cita]>

Los cristianos ortodoxos se oponen radicalmente al individualismo. El individuo no existe. Somos personas en comunión con otras personas, nos guste o no. Y el verdadero problema es: ¿con qué personas vamos a estar en comunión? […] ¿Con quién vamos a compartir la vida? […] Los ortodoxos decimos [que] lo compartimos con los santos, […] los profetas, los apóstoles, el pueblo santo. La iglesia es una comunión, […] porque fuimos creados para la santa comunión con Dios y entre nosotros.

Marcus Grodi de la Universidad Franciscana de Steubenville (que es católico romano apostólico) tiene una opinión algo similar:

[inicio de cita]>

La herejía más grande que se está desenfrenando en los Estados Unidos hoy, si no en todo el mundo, en las tradiciones cristianas […] es este individualismo de la religión "Jesús y yo". […] No somos salvos simplemente como individuos sino como parte de la familia de Dios.

La crisis del individuo depredador

Si bien el cristianismo primitivo, seguido por el catolicismo romano de Constantino y finalmente la Ilustración trajeron consigo la semilla del individualismo en su tiempo, ahora parece que la Historia, el Zeitgeist en turno, comienza a voltear su mirada hacia lo colectivo. La vorágine de la aparente hiper-individualización le ha traído al Mundo la crisis de lo hiper-subjetivo: las identidades étnicas se disuelven y con ellas la cultura, y con la cultura los límites éticos y morales se difuminan a un grado alarmante, y en cambio, emergen escandalosas subjetividades que dividen a esas mismas naciones o cualquier grupo, incluso las familias que son el bastión moderno de lo que alguna vez fueron las manadas, los clanes, las ciudades-estado, se comienzan a desmoronar desde dentro, quebrándose por voluntad de las preferencias aparentemente tan específicas que no encuentran de donde tomarse para abrazarse de nuevo.

[pie de imagen]> Joseph Stiglitz - Wikimedia

Y esto anterior no mejora con el proyecto neoliberal, el cual expertæs en economía como el premio nobel Joseph Stiglitz insinúan cierto retorno a las identidades solidarias grupales:

[inicio de cita]>

Stiglitz plantea la necesidad de volver a un capitalismo de prosperidad compartida en el que la política controle la economía y se asuma que la educación y, así, la creatividad y productividad de los ciudadanos, son la base de la riqueza de un país.

[fin de cita // referencia de cita]> En una entrevista para La Vanguardia sobre su nuevo libro "Capitalismo progresista. La respuesta a la era del malestar"

Mientras que el neoliberalismo abrazaba la idea de un mercado sin restricciones, dirigido sin intermediarios colectivos como lo son los gobiernos, más bien controlados por las iniciativas privadas, es decir por læs pocæs individuæs que controlan a las mayorías por medio de las supuestas demandas de las individualidades que consensan democráticamente por mayorías que requieren ciertos productos o servicios a lo cual se le llama "demanda" y que en el juego neoliberal esas necesidades o demandas deben ser satisfechas por la "oferta" que son estos otros individuos, las iniciativas privadas, que proveen de dichos bienes y servicios super específicos, y así se perpetúa el ciclo.

[pie de imagen]> Bansky - Compra hasta que te colapses

Como ya lo mencioné antes, estas preferencias individualistas terminan siendo tan solo una virtualización, pues las modas e incluso las democracias mayoritarias, lo que realmente representan son identidades colectivas, de otro modo no existirían las grandes marcas de ropa, puesto que las individualidades en sus supuestas hiper-especializaciones de preferencias, no optarían por sentirse originales al comprar un conjunto de ropa que utilizan un 60% de otras personas que por definición (incluso matemática, ¿recuerdan el concepto de media, moda, mediana y rango de la aritmética?) convierten una moda en justamente eso: moda.

[inicio de cita]>

Hay una desilusión real con los mercados. Por cómo se comportan las corporaciones: la industria farmacéutica y la crisis de los opioides, la industria alimentaria y la crisis de diabetes infantil, los bancos y la crisis financiera. Y que el capitalismo no haya funcionado para una gran franja de la sociedad, que la esperanza de vida en EE.UU. haya bajado, aumenta la desilusión. La idea de que el mercado es el rey ya no es verdad, sobre todo entre los jóvenes. Buscan otra forma de economía. Por eso escribí este libro.

[fin de cita // referencia de cita]> Joseph Stiglitz

El mercado demandante, es decir, læs individuæs democráticæs mayoritariæs, se encuentran sumergidæs en la ignorancia y la insalubridad, Milton Friedman decía que si læs individuæs, con su libre albedrío demandaban más de algún producto, era porque la población, de buena fe y de manera estudiada e inteligente, pedía ese producto por una buena razón, por lo cual el libre mercado estaba obligado a satisfacer dichas demandas, y que ningún organismo, sobre todo no gubernamental o local, pudiera intermediar, interceder o bloquear dicha transacción. El problema fue que muchos gobiernos no invirtieron en educar lo suficiente a sus poblaciones previo a instaurar este modelo neoliberal que apela a la inteligencia y selección individualista, por lo cual la "libertad" agarró de las preferencias más torpes a la población que en una inercia, imparable hasta la fecha, por una obsesiva idea de ser única, comenzó a demandar más refrescos, vicios, programas basura de TV, productos solamente posibles a través de la esclavitud de otros pueblos, en lugar de educación, productos libres de crueldad, vicios con moderación, sistemas de salud eficientes, nutrición balanceada, lo cual terminó por justamente volcar la balanza de un solo lado, arrojándonos al presente, donde esta justicia a las libertades individualistas del pasado le quitaron todo a los sistemas de salud, empeoraron aún más los sistemas educativos, drenaron todo programa social favorable a favor de más y más caprichos tóxicos en todo sentido, sumergiendo al Mundo entero en una crisis por donde quiera verse.

Es así que lo «individual» aparece como una creación de la masa, de lo colectivo, el más reciente truco descubierto por la sociedad de la gregaria especie llamada humanidad. Como tal, lo individual ha llegado para quedarse, es un aprendizaje imposible de revertir o borrar de la memoria colectiva, del lenguaje y del imaginario social, no obstante, estæ Individuæ Absolutæ, estæ pequeñæ tiranæ pare sugerirnos que, por el momento, necesita ser nutrido de nuevo por la masa: si en un futuro la individualidad pretende aventurarse a la autonomía absoluta de nuevo, debe regresar un poco sobre sus propios pasos y educarse, llenarse de experiencias colectivas, cultivar su solidaridad, su empatía, su capacidad de procurar justicia tanto como ha desarrollado su capacidad de exigir satisfacciones, dar y recibir por igual, ya que, es un hecho que la individualidad malcriada, berrinchuda y depredadora que hoy existe está extinguiendo la vida misma de todo el planeta.

Cerrar vista de Texto Simple

El individualismo, resultado del cristianismo y de la Ilustración

ciencia cultura

Responsable de nota:
abril 8, 2020 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: revisión de teorías e hipótesis que se relacionan con la conducta humana explícita así como también de sus procesos internos dentro de su ámbito tanto colectivo como individual, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Es bajo el concepto del Renacimiento y la Ilustración, que nace─para el pensamiento occidental─el concepto y práctica de «la individualidad» como dogma. ¿A qué me refiero con esto? ¿qué antes del Renacimiento la humanidad era una especie de mancha voraz con miles de ojos y brazos y pies pero sin cerebros separados por individualidades? La respuesta es curiosa: no, no se trataba de una masa de miles de ojos y manos, pero de alguna manera así lo era.

Es necesario visibilizar un asunto que no resalta tanto como debería en la Educación mexicana. Es un hecho muy fácil de analizar, sabiendo en donde buscar, que la Educación tercermundista, no solo en México sino en cualquier país colonizado, está diseñada para generar obreræs técnicæs y obreræs intelectuales que simplemente sigan apilando bloques ya construidos por los intelectuales de las potencias mundiales. A una Corona o Potencia nunca le convendrá que una de sus colonias reflexionen, que cuestionen las bases ya sentadas, de otro modo podrían percatarse de su propia condición y rebelarse o exigir independencia; eso ya ocurrió una vez en México, y las Potencias no están dispuestas a permitir que eso siga sucediendo.

Necesitas saber esto

“México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta controlar a un solo hombre: el Presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso llevaría otra vez a la guerra. La solución necesita más tiempo: debemos abrir a los jóvenes ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto al liderazgo de Estados Unidos. México necesitará de administradores competentes. Con el tiempo, esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la Presidencia. Sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos. Y lo harán mejor y más radicalmente que nosotros”.

Richard Lansing, secretario de Estado del presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson (1924)

Sin más introducción, el asunto del que vengo a hablarles es de la “individualidad”. Un parteaguas para la humanidad y el Mundo entero que no ha recibido, al menos no popularmente sino en el reducido ámbito de lo académico, la atención y visibilización necesaria para poder convertirlo en un tema mucho más cercano y familiar para la parte actora más común de la sociedad: el Pueblo.

Si te preguntaste ¿qué hay que saber sobre la individualidad, qué no es muy claro ya el concepto? entonces es justo a lo que me refiero; la individualidad es un fenómeno muy extenso y con implicaciones muy profundas, con raíces que tocan muchos ámbitos de la Realidad misma, que va más allá de los gustos personales, las preferencias o la personalidad, y esa es la parte que no se han enfocado en señalar lo suficiente.


¿Cuándo y dónde aparece La Individualidad?

El punto de vista que sugiero es que la conciencia moderna ha sido forjada como unidad personal para millones de seres humanos, al mismo tiempo por el cristianismo y el pensamiento ilustrado. No sé si ha sido obra de la astucia de la razón o de la fuerza de las circunstancias, pero lo que veo en general son individuos en los que, con mayor o menor grado de consciencia, se mezclan educación cristiana y educación ilustrada, dando vida a ese organismo que denominamos laicismo, a esa identidad que denominamos laica. Términos a los que hay que restituir el significado originario de una fe en los límites de la razón, de la razón difundida entre el pueblo, del sentido común que, como decía Descartes, está tan repartido que todos los hombres creen haberlo recibido como dote.

Claudio Martelli, político italiano.

Esta cita anterior hace referencia del cambio de paradigma que sufrió la humanidad a raíz de la creación de eso que hoy concebimos tan natural bajo el nombre de “individualidad”; la cual Martelli se pregunta si es obra de «astucia de la razón» o bien por la «fuerza de las circunstancias»).

La Ilustración está dentro de la milenaria evolución del cristianismo y no es ajena a éste, ni a sus mutables relaciones con el poder, consigo mismo, con la sociedad, con las costumbres y con las ciencias.

Al igual que la Reforma protestante, la Ilustración se remite al cristiano individual contra la Iglesia católica y las sectas reformadas. A diferencia de la Reforma, no predica un cristianismo puro contra otro impuro, sino un cristianismo universal fundado en el sentido común. La Ilustración —Reforma aplazada— acelera y disloca la racionalización del cristianismo, laiciza y seculariza el mensaje cristiano, pero sólo hasta el límite del teísmo. El blanco de los ilustrados es la ignorancia.

La Ilustración no es una ruptura con el ethos cristiano: es una tentativa de purificarlo del absurdo y del fanatismo.

Claudio Martelli
la Diosa de la Razón

Recordemos las clases de Historia: Rousseau, Newton, Voltaire, Descartes, Hobbes, Locke, incluso Galileo Galilei así como otros autores, como dice atinadamente Martelli, eran “aunque de modo crítico y desencantado” cristianos; heterodoxos, ecuménicos, tolerantes pero cristianos. Es esto a lo que nos referimos con que el Renacimiento y la Ilustración son la «evolución de la doctrina cristiana, o mejor dicho católica, y no le son ajenos a esta».

La conciencia laica y sus declinaciones —el respeto a los demás, la inviolabilidad de los derechos de la persona, la libertad de la ciencia, la sufrida aceptación del pluralismo religioso y político, de la democracia política y del mercado económico—, todo ello nace dentro y no fuera del cristianismo, dentro y no fuera de la historia del Dios de Occidente.

Claudio Martelli

No pretendo hacer una defensa hacia el catolicismo, en lo absoluto, sino visibilizar el contexto del desarrollo humano a lo largo de su historia. Es bajo este contexto del Renacimiento y la Ilustración, que nace─para el pensamiento occidental─el concepto y práctica de «la individualidad» como dogma. ¿A qué me refiero con esto? ¿qué antes del Renacimiento la humanidad era una especie de mancha voraz con miles de ojos y brazos y pies pero sin cerebros separados por individualidades? La respuesta es curiosa: no, no se trataba de una masa de miles de ojos y manos, pero de alguna manera así lo era.

Permítanme explicar esto anterior antes de ser linchado: En la Prehistoria, al contrario de lo que pudiera pensarse, la identidad comienza no con la individualidad sino con el grupo, el clan, la tribu (no con la familia, la familia de hecho es un constructo social posterior al clan o la manada); los gustos personales no brillaban por el hecho de la originalidad, sino por el hecho de mantener la cohesión de las tradiciones que daban identidad al grupo completo como parte de una etnia, obviamente en esos tiempos no se lo explicaban bajo un término como “origen étnico” sino que simplemente tenían conciencia sobre un “nosotræs” en contraposición a un “ellæs” con quienes o bien lograban alianzas o bien hacían la guerra.

Posteriormente, en la Edad Antigua de la Historia, comenzaron a notarse más ciertas identidades relacionadas a los cargos social-políticos, pero una vez más, el individuo y su libre albedrío no brillaba ni valía por su originalidad y el hecho de ser especial y único, al contrario, las mitologías, que eran las creencias nucleares de los pueblos en aquellos tiempos nos delatan mucho sobre su estilo de vida: la humanidad le pertenecía a las energías que denominaban como todopoderosas (ahora les clasificamos homogéneamente como Dioses) que ya fuera en Egipto, Mesopotamia, Grecia, o Mesoamérica, por poner solo algunos ejemplos, tenían un papel que cumplir bajo las órdenes de estos Dioses, destinos escritos y niveles sociales que respetar ante todo para poder mantener un orden cósmico que pudiera así proveer a su pueblo, es decir a su identidad colectiva: a esto me refería con que no eran literalmente una masa con cientos de ojos, pero mentalmente sí lo eran puesto que cada quién cumplía su rol dentro del nivel religioso-social que le había tocado y de esta manera se daba Orden Divino al Mundo, cosa que resultaba impensable cuestionar por medio de, por ejemplo, un libre albedrío individual en donde la potencia de los Dioses no se manifestara ordenándole en el lugar donde le tocaba en esta vida actuar.

La organización política se estructuraba en polis o ciudades-estado: para los griegos, la sociedad era una consecuencia necesaria de la naturaleza humana. En este contexto, las teorías políticas de Platón y Aristóteles hicieron un gran hincapié en el concepto de bien común.

Para Platón, agrupados los hombres en sociedad, esta se configura en la polis, cuyo bien común se sobrepone al bien particular de los individuos que lo componen. Aristóteles también consideraba que el hombre era un ser social y que no podía realizarse fuera de la familia y la sociedad, por lo que también subordinaba el bien individual al bien común

Wikipedia – Derechos humanos

Todavía hasta la Roma del 200 d.C., la orden por sentido común, seguida por la población pagana romana, era “primero muertæ antes que desacrar el divino orden de la ciudad”, es por esto que Sócrates bebe la cicuta sin ningún rencor hacia su ciudad o el César, puesto que la ciudad le había dicho que era un corruptor de la juventud, a lo que él nunca negó su culpabilidad y le dijo a sus alumnos (alumnos con O porque todos eran hombres) que él estaba dispuesto a morir para no afectar el orden de lo colectivo, el Estado romano, la única identidad valiosa en aquellos tiempos. Cabe mencionar que tanto la población griega como la romana (es bien sabido que el pueblo romano eran fervientes seguidoræs de todo aquello que sonara a conocimiento helénico) eran ciudadanæs antes que individuæs, es decir, colectivo antes que partes separadas.

El estoicismo es una escuela filosófica fundada por Zenón de Citio en el 301 a. C. Su doctrina filosófica estaba basada en el dominio y control de los hechos, cosas y pasiones que perturban la vida, valiéndose de la valentía y la razón del carácter personal. Su objetivo era alcanzar la felicidad y la sabiduría prescindiendo de los bienes materiales.

WikipediaEstoicismo

De hecho, el cristianismo parece empatar mucho con los principios morales del estoicismo: dominio sobre las pasiones y el alejamiento de lo material.

representación de Cristo del cristianismo primitivo, nunca se le representaba en la cruz. La representación crucificada surge a partir del catolicismo, religión inventada por Constantino el Grande.

Ya en la decadencia de la cultura griega, conquistada la Hélade por Roma, se extendieron filosofías que ponían el acento en la búsqueda de la felicidad individual: entre ellos, el epicureísmo y el estoicismo.

Wikipedia – Derechos humanos

El Zeitgeist (espíritu de los tiempos, sentido común, discurso social en gestación) de la época comienza a virar hacia una visión más personal, en donde las ciudades-estado, los grandes imperios, y el orden como se conocía hasta entonces comienza a tambalearse y esto genera en las personas una semilla de la introspección personal, la cual se refleja en, por ejemplo, el estoicismo, o por excelencia en el libre albedrío cristiano, en donde el ahora único Dios todopoderoso dividido en la trinidad de Cristo, Dios Padre y Espíritu Santo, deposita en cada persona la responsabilidad de decidir por sí misma el buscar la gracia divina, expiar sus pecados y regresar a ser uno con Dios.

Esta semilla encontrará su tiempo de gestación durante la Edad Media, en donde una vez más, incontables guerras entre feudos, plagas, cambios climáticos, migraciones, invasiones y el dominio del catolicismo terminan por eclosionar en el pensamiento Renacentista y de la Ilustración que traen consigo la modernidad, y con ella posteriormente la Revolución Industrial la cual termina por solidificar, por cuestiones mercantiles, la idea de una individualidad única, con necesidades específicas, parte importante de un sistema democrático y liberal en donde actúa tanto como mercado-demanda al cual venderle productos cada vez más especializados, así como mercado-oferta con la capacidad de patentar ideas originales y así comercializar más productos super-específicos y seguir moviendo el dinero

Esto desembocará más tarde en el neo-liberalismo, terminando por coronar al Individuo como fin último y origen de todas las cosas funcionales: la política, la opinión pública, los productos, la demanda, la oferta, la educación cada vez más especializada, las modas (que curiosamente en un afán por individualizar terminan por agrupar y homogeneizar identidades similares a las de los clanes o etnias del pasado), et cétera.

Milton Friedman y los Chicago Boys

Milton Friedman (encargado de asesorar a los Chicago Boys y la instauración del modelo neoliberal en Chile durante la dictadura militar de Pinochet) en 1946 escribe unos libros titulados “Capitalismo y libertad”, “Libertad de elegir”, “La tiranía del estatus quo”. Como podemos ver simplemente con los títulos, nos habla de una sistemática defensa por una mayor capacidad de libertad individual.

El mercado es, de hecho, el medio más eficiente de que disponemos para la asignación de recursos, para fomentar la selección, diversidad y bienestar, y para asegurar la libertad.

El mercado garantiza también la libertad, porque suprime discriminaciones por razón de raza, lengua, religión, ideas políticas, etc. Y es una garantía de libertad política, porque permite a cada uno mantener sus ideas.

Friedman sostiene que la libertad económica es una parte, y parte importante, de la libertad personal y política.

El pensamiento económico de Milton Friedman. Documento de Investigación por Antonio Argadoña

Por otro lado, es interesante observar el contraste que genera el concepto de la individualidad a la definición de libertad en los diferentes tiempos-poblaciones: para una persona egipcia o una griega, libertad implicaba que su pueblo conservara sus tradiciones, mientras que para una individualidad moderna de, digamos, estados unidos de norteamérica, la libertad significa además de que su país no esté invadido por alguna otra nación, que a esa persona, en lo individual, le gustan Los Beatles y no Los Rolling Stones, o que se bañan con Pantene y no con Nivea, que prefieren un Ford a un Nissan; en general enfocado en ¿qué cosas consumo que me hacen único?

El Padre Thomas Hopko, sacerdote de la Iglesia Ortodoxa de América, una vez dijo lo siguiente:

Los cristianos ortodoxos se oponen radicalmente al individualismo. El individuo no existe. Somos personas en comunión con otras personas, nos guste o no. Y el verdadero problema es: ¿con qué personas vamos a estar en comunión? […] ¿Con quién vamos a compartir la vida? […] Los ortodoxos decimos [que] lo compartimos con los santos, […] los profetas, los apóstoles, el pueblo santo. La iglesia es una comunión, […] porque fuimos creados para la santa comunión con Dios y entre nosotros.

Marcus Grodi de la Universidad Franciscana de Steubenville (que es católico romano apostólico) tiene una opinión algo similar:

La herejía más grande que se está desenfrenando en los Estados Unidos hoy, si no en todo el mundo, en las tradiciones cristianas […] es este individualismo de la religión “Jesús y yo”. […] No somos salvos simplemente como individuos sino como parte de la familia de Dios.

La crisis del individuo depredador

Si bien el cristianismo primitivo, seguido por el catolicismo romano de Constantino y finalmente la Ilustración trajeron consigo la semilla del individualismo en su tiempo, ahora parece que la Historia, el Zeitgeist en turno, comienza a voltear su mirada hacia lo colectivo. La vorágine de la aparente hiper-individualización le ha traído al Mundo la crisis de lo hiper-subjetivo: las identidades étnicas se disuelven y con ellas la cultura, y con la cultura los límites éticos y morales se difuminan a un grado alarmante, y en cambio, emergen escandalosas subjetividades que dividen a esas mismas naciones o cualquier grupo, incluso las familias que son el bastión moderno de lo que alguna vez fueron las manadas, los clanes, las ciudades-estado, se comienzan a desmoronar desde dentro, quebrándose por voluntad de las preferencias aparentemente tan específicas que no encuentran de donde tomarse para abrazarse de nuevo.

Joseph Stiglitz – Wikimedia

Y esto anterior no mejora con el proyecto neoliberal, el cual expertæs en economía como el premio nobel Joseph Stiglitz insinúan cierto retorno a las identidades solidarias grupales:

Stiglitz plantea la necesidad de volver a un capitalismo de prosperidad compartida en el que la política controle la economía y se asuma que la educación y, así, la creatividad y productividad de los ciudadanos, son la base de la riqueza de un país.

En una entrevista para La Vanguardia sobre su nuevo libro “Capitalismo progresista. La respuesta a la era del malestar”

Mientras que el neoliberalismo abrazaba la idea de un mercado sin restricciones, dirigido sin intermediarios colectivos como lo son los gobiernos, más bien controlados por las iniciativas privadas, es decir por læs pocæs individuæs que controlan a las mayorías por medio de las supuestas demandas de las individualidades que consensan democráticamente por mayorías que requieren ciertos productos o servicios a lo cual se le llama “demanda” y que en el juego neoliberal esas necesidades o demandas deben ser satisfechas por la “oferta” que son estos otros individuos, las iniciativas privadas, que proveen de dichos bienes y servicios super específicos, y así se perpetúa el ciclo.

Bansky – Compra hasta que te colapses

Como ya lo mencioné antes, estas preferencias individualistas terminan siendo tan solo una virtualización, pues las modas e incluso las democracias mayoritarias, lo que realmente representan son identidades colectivas, de otro modo no existirían las grandes marcas de ropa, puesto que las individualidades en sus supuestas hiper-especializaciones de preferencias, no optarían por sentirse originales al comprar un conjunto de ropa que utilizan un 60% de otras personas que por definición (incluso matemática, ¿recuerdan el concepto de media, moda, mediana y rango de la aritmética?) convierten una moda en justamente eso: moda.

Hay una desilusión real con los mercados. Por cómo se comportan las corporaciones: la industria farmacéutica y la crisis de los opioides, la industria alimentaria y la crisis de diabetes infantil, los bancos y la crisis financiera. Y que el capitalismo no haya funcionado para una gran franja de la sociedad, que la esperanza de vida en EE.UU. haya bajado, aumenta la desilusión. La idea de que el mercado es el rey ya no es verdad, sobre todo entre los jóvenes. Buscan otra forma de economía. Por eso escribí este libro.

Joseph Stiglitz

El mercado demandante, es decir, læs individuæs democráticæs mayoritariæs, se encuentran sumergidæs en la ignorancia y la insalubridad, Milton Friedman decía que si læs individuæs, con su libre albedrío demandaban más de algún producto, era porque la población, de buena fe y de manera estudiada e inteligente, pedía ese producto por una buena razón, por lo cual el libre mercado estaba obligado a satisfacer dichas demandas, y que ningún organismo, sobre todo no gubernamental o local, pudiera intermediar, interceder o bloquear dicha transacción. El problema fue que muchos gobiernos no invirtieron en educar lo suficiente a sus poblaciones previo a instaurar este modelo neoliberal que apela a la inteligencia y selección individualista, por lo cual la “libertad” agarró de las preferencias más torpes a la población que en una inercia, imparable hasta la fecha, por una obsesiva idea de ser única, comenzó a demandar más refrescos, vicios, programas basura de TV, productos solamente posibles a través de la esclavitud de otros pueblos, en lugar de educación, productos libres de crueldad, vicios con moderación, sistemas de salud eficientes, nutrición balanceada, lo cual terminó por justamente volcar la balanza de un solo lado, arrojándonos al presente, donde esta justicia a las libertades individualistas del pasado le quitaron todo a los sistemas de salud, empeoraron aún más los sistemas educativos, drenaron todo programa social favorable a favor de más y más caprichos tóxicos en todo sentido, sumergiendo al Mundo entero en una crisis por donde quiera verse.

Es así que lo «individual» aparece como una creación de la masa, de lo colectivo, el más reciente truco descubierto por la sociedad de la gregaria especie llamada humanidad. Como tal, lo individual ha llegado para quedarse, es un aprendizaje imposible de revertir o borrar de la memoria colectiva, del lenguaje y del imaginario social, no obstante, estæ Individuæ Absolutæ, estæ pequeñæ tiranæ pare sugerirnos que, por el momento, necesita ser nutrido de nuevo por la masa: si en un futuro la individualidad pretende aventurarse a la autonomía absoluta de nuevo, debe regresar un poco sobre sus propios pasos y educarse, llenarse de experiencias colectivas, cultivar su solidaridad, su empatía, su capacidad de procurar justicia tanto como ha desarrollado su capacidad de exigir satisfacciones, dar y recibir por igual, ya que, es un hecho que la individualidad malcriada, berrinchuda y depredadora que hoy existe está extinguiendo la vida misma de todo el planeta.

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Si tienes las posibilidades, realiza un donativo aquí 🙂
  3. Comparte el contenido con tus amistades.

Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada: individuo, origen del individuo, origen del individualismo, sociedad o individuo, multiculturalidad, cultura, sentido común, gustos y necesidades, chicago boys, tradiciones, usos y costumbres, naciones, consumismo, neoliberalismo, capitalismo, Joseph Stiglitz

HISTORIAS RELACIONADAS

El fracaso del discurso colonial del arte en México

cultura

Responsable de nota:
julio 2, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

El fracaso del discurso colonial del arte en México

¿El Estado, a través del herario, debe proveer de becas y apoyos a zapateræs, a ingenieræs, doctores, que por una u otra razón no logren destacar en sus disciplinas? ¿es válido qué el Estado cargue con todo tipo de «artistas» que no destaquen por su cuenta? Hay que plantearse en qué medida el “arte” es cultura, pero los oficios, ciencias y otras actividades no lo son y si las dádivas son las respuesta óptima.

La homosexualidad es un fenómeno!

ciencia cultura

Responsable de nota:
octubre 25, 2019 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: revisión de teorías e hipótesis que se relacionan con la conducta humana explícita así como también de sus procesos internos dentro de su ámbito tanto colectivo como individual, temáticas que nos invitan a reflexionar sobre temas de sexualidad así como de todo lo que atañe a roles de género tanto actuales como a través de la Historia humana,

La homosexualidad es un fenómeno!

La heterosexualidad como la homosexualidad son fenómenos de orden natural, sea por cuestiones con su origen en un suceso meramente biológico como también un suceso meramente social

En infarto de la RAE: ¿Ya vistes?¿Cómo dijistes? Ansina mesmo entendistes

cultura destacado

Responsable de nota:
agosto 9, 2020 | Sección: cultura destacado | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

En infarto de la RAE: ¿Ya vistes?¿Cómo dijistes? Ansina mesmo entendistes

En el libro de Historia General de las Cosas de la Nueva España encontramos el uso, por mano del mismo Fray Bernardino, de expresiones bastante comunes hoy en día como: “pudistes, vistes, trajistes”;

Pensar con la cabeza ¿es solamente una moda?

ciencia cultura

Responsable de nota:
abril 16, 2020 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: revisión de teorías e hipótesis que se relacionan con la conducta humana explícita así como también de sus procesos internos dentro de su ámbito tanto colectivo como individual, revisión cultural sobre temas de salud, higiene, farmacología y su relación con los cuerpos biológicos desde el punto de vista de la tradiciones o de los usos y costumbres a través de la Historia,

Pensar con la cabeza ¿es solamente una moda?

Históricamente se ha pensado con el riñón, el hígado, los intestinos, el corazón y también con el cerebro. La cabeza comienza a ser sinónimo de “talento” hasta el siglo XVI.

¿Disfrutaste del Artículo?

Compártelo en tus redes

Síguenos en redes sociales

¡Nos encantará que nos lean tus amistades también!