Cerrar vista de Texto Simple

¿Cómo acceden los depredadores a la pornografía infantil a través de redes sociales?

Podríamos, como mayores de edad, condonar estas acciones argumentando que se tratan de niños, niñas y pre-púberes interactuando privadamente dentro de su rango de edad y que una niña de 13 enviándole fotos a un niño de 12 o 14 años es algo hasta cierto grado "inocente" dentro del contexto de su líbido acelerada. El problema es que estos grupos no tienen ningún tipo de filtro, cualquiera puede generarse cuentas con la foto de un pequeño y entrar a estos grupos para solicitar fotos eróticas y de esa manera ir generando todo un archivo de pornografía infantil.

[pie de imagen]> Dan Schneider, es un escritor y productor estadounidense de series de televisión infantiles. Actualmente abandonó Nickelodeon debido a los multiples señalamientos por sus mismos actrices y actores infantiles. El abuso sexual infantil se encuentra en todos los círculos sociales.

Facebook trajo consigo ciertos beneficios, como poder contactar amistades o familiares que se encuentren geográfica o temporalmente lejos, contactar ex-colegas de la vida, permitió acelerar ciertas conexiones laborales o mercantiles incluso.

De esta misma manera también facilitó cierto tipo de interacciones entre fanáticæs del cine, de programas de televisión, permitió la creación de páginas y grupos de historia, recetas de cocina, técnicas de artes marciales, vehículos clásicos, y básicamente de cualquier tipo de actividad humana, hobby o gusto en general.

Con esto anterior vinieron los grupos especializados en «memes», en donde se gestaban contenidos con el objetivo de compartirlos y viralizarlos por todo el internet. Lamentablemente, los hombres mayores, etcontraron también su nicho en estos grupos de temas populares, especialmente entre niñæs y jóvencitæs, para realizar fraudes de identidad y no solamente hacerse de un espacio privado en la red en dónde obtener imágenes de corte erótico, sino con otras intenciones incluso más oscuras.

Actualmente en México existen grupos privados de facebook en donde el tema principal son los llamados memes así como el anime japonés. Estas dos temáticas, al paso de los años, han probado ser para los depredadores un imán muy fuerte para capturar la atención de grandes cantidades de audiencias de menores de edad, lo cual solo empeora por la moda actual que existe sobre todo con las personas pubertas, e incluso pre-púberes gracias a las hipersexualización de la sociedad, de compartir de manera absolutamente insegura este tipo de contenido erótico.

En un caso muy específico del modus operandi de estas estrategias ocurre lo siguiente:

Los depredadores generan cuentas anónimas -sin nombre reconocible ni fotos de perfil-, o bien cuentas falsas -con nombres y fotos falsas con las cuales presumen ser jóvenes o niñæs incluso-, en Facebook. Posteriormente abren un grupo privado, pero de libre y fácil suscripción, de compartición de «memes», «anime» o «superhéroes» con nombres de grupo inocentes y llamativos como "Los mejores memes", "Compartiendo anime", et cétera. Hasta aquí todo, a la vista, parece inocente, las cuentas que aparecen como administradoras, al ser estas cuentas anónimas o de identidades falsas pues llegan a parecer totalmente inofensivas, pero es justo a partir de aquí en donde las prácticas comienzan a cambiar. Dentro de ese grupo que les servirá a modo de fachada, abren otro grupo interno, también privado pero al cual solo se puede accesar por invitación, por lo cual las mismas cuentas administrativas del primer grupo ponen anuncios que dicen cosas como "¿quieres unirte a un grupo más divertido? pídeme que te invite al otro grupo, el cual tiene contenido más exclusivo". Al accesar a este segundo grupo, dentro del primer grupo fachada, nos encontramos una mayor cantidad de usuariæs que en el primer grupo, y una frecuencia de actividad muy acelerada de varias decenas de mensajes por hora. Lo primero que podemos notar es que todas las personas que interactuan parecen hablar muy similar, como si se tratara de un código interno: repiten las mismas palabras, se celebran mutuamente con los mismos gestos, hacen uso de expresiones comunes para solicitar información o mantener la conversación.

[pie de imagen]> el uso del "hail" como saludo interno es algo muy recurrente

Aquí es importante notar algo, dentro del estudio de la Psicología, la cual es una rama muy vasta de las ciencias de la salud y ciencias sociales, podemos encontrar varios estudios que nos hablan sobre la edad de la pubertad, como un momento en la vida del ser humano en la que su líbido sexual comienza a presentarse de una manera muy insistente, además, la conducta comienza a tornarse un tanto rebelde, un fenómeno conocido desde la Antigüedad, por ejemplo ya desde la Antigua Grecia se mencionaba a la gente joven como adolescentes, como gente impetuosa, agresiva, curiosa, que procuraba hacer todo por encajar o sobresalir en su grupo, es por esto que a esta edad les enrolaban en sus ejércitos y era el momento idóneo para sobresalir en el arte de la guerra; en le contexto moderno las cosas no han cambiado mucho, las personas pubertas y la temprana adolescencia justo se marca por esta líbido sexual en ebullición y las ganas de ser notado, así como la intención personal de cuestionarse su papel en el mundo, lidereando e imitando a sus pares.

Es esta impetuosidad tan clásica, e inevitable, la que los depredadores mayores de edad aprovechan en estos grupos, mientras les enrrolan en actividades, actitudes y formas de comunicarse que les hacen sentir «parte de algo». Estas pautas conductuales uniformadas así como lenguaje inclusivo es algo que abunda en estos grupos: se trata de una pequeña dictadura que explota esta necesidad de liderar así como de imitar y pertenecer, a toda costa, lo que estos grupos privados fomentan: la misoginia y la hipersexualización son conductas aplaudidas tanto por administradores como por sus semejantes que sobresalen por su popularidad en esos grupos. Se sabe que la administración suele generar dinámicas de creación de memes, obviamente que enaltezcan las actitudes de cyber-bullying, erotismo prepubescente, actitudes que suelen insinuar violencia sexual exacerbada, abuso de menores en forma de bromas, y a quienes consideren más activos en estas tareas les dan el poder de ser moderadores de los grupos, dandoles cargos y por lo tanto fama, control y poder por sobre sus pares que se limitan a imitarles.

Esto anterior es la parte más oscura antes de llegar al nivel más bajo del abismo ético. Se trata de campos de adiestramiento, en donde, a través de sencillas dinámicas que hacen brillar ciertas aptitudes de agresividad, liderazgos basados en carisma y sobajamiento de otræs, facilidad de manipulación, popularidad, los depredadores van seleccionando a sus cabecillas de rebaño, las cuales impondrán el orden que obviamente la administración requiere para sus fines privados. Esta pauta llega al extremo bastante irónico y ridículamente cínico de utilizar el saludo "heil" como en la Alemania nazi.

[pie de imagen]> El segundo de la derecha a la izquierda es Jeffrey Epstein. Epstein, así como muchos políticos, actores y directivos de Hollywood, han sido perseguidos, denunciados y encarcelados, ocmo Epstein, por el cargo de abuso sexual a menores de edad. La pedofilia no es un mito urbano.

Estas niñas y niños, así como pre-pubescentes y algunas personas adolescentes interactuan a través de fotos, videos, memes, comentarios, actividades virtuales que llevan a la realidad para posteriormente registrarla en video o foto y poderla subir a "sus" grupos, para "sus" amistades virtuales, y en conjunto con los aplausos, «me gusta», comparticiones y otras alabanzas que reciben en el mundo virtual, les van haciendo adictas a estos sitios de internet. Recordemos que en estos grupos hay una evidente glorificación de que las niñas y jovencitas muestren su cuerpo, incluso sabiendo que rozan en lo ilegal todos los demás les aplauden y hacen bromas explícitas sobre su estado de menor de edad con frases como "es ilegal, pero que rico", o "donde hay pelito ya no hay delito", y cosas por el estilo, trivializando el acto inadecuado de que niñas tan pequeñas estén exhibiéndose en redes sociales ante miles de espectadores que claramente podemos tanto evidenciar por la cantidad de perfiles extremadamente sospechosos o bien falsos que aunque tengan la foto de un jovencito en la manera de escribir y expresarse destacan por parecer los modos más bien de un adulto.

[pie de imagen]> Este son el tipo de mensajes más comunes dentro de estos grupos. CP significa Child Porn o Porno Infantil

No hace falta buscar mucho, quizá unos 5 minutos, para comenzar a encontrar el lenguaje de códigos que ya mencioné antes, seguido por solicitudes de "lo que sea que están ofreciendo en código" por mensajes privados o «inbox». Estas sospechas se disipan totalmente cuando encontramos de pronto explicaciones de la misma administración que literalmente dicen "estos son los nuevos códigos" y encontramos un glosario explícito sobre lo que cada uno de esos códigos refieren; tal término del anime japonés, por ejemplo «kawaii» que se traduce al español como "tierno", significa «CP» (para quienes no lo sepan CP es abreviación para Child Pornography, lo que se traduce al español como Pornografía Infantil), o el término de las historietas japonesas que les llaman «manga» son clave para solicitar "packs" o en otras palabras paquetes de desnudos. Quiero recalcar aquí que estos desnudos no son solamente propios de quien los esté ofreciendo o solicitando, sino que son muchas veces "packs" de otras personas, esos mismos "packs" que actualmente están tan de moda en el sentido de que jovencitas menores de edad les entregan paquetes de fotos eróticas a sus "novios" y que posteriormente, con la fugacidad de las relaciones pre-pubescentes, estos novios comparten luego tanto en estos grupos, a manera a veces de venganza o simplemente para presumirle a su grupo "a que tipo de mujer" se estaban relacionando en el presente o en el pasado. Como ya dije, la misoginia es un lenguaje común, a la mujer le llaman "perrillas", "culos", "perras", y al acto de haber tenido relaciones con ellas, o de desear relaciones con ellas le llaman "pisotearlas" (por aquello de que los gallos "pisan" a las gallinas), "romperles eso" (haciendo alusión a quiza desvirgar o bien a hacerles un daño por su "potencia sexual") o así palabras por el estilo.

Podríamos, como mayores de edad, condonar estas acciones argumentando que se tratan de niños, niñas y pre-púberes interactuando privadamente dentro de su rango de edad y que una niña de 13 enviándole fotos a un niño de 12 o 14 años es algo hasta cierto grado "inocente" dentro del contexto de su líbido acelerada. El problema es que estos grupos no tienen ningún tipo de filtro, cualquiera puede generarse cuentas con la foto de un pequeño y entrar a estos grupos para solicitar fotos eróticas y de esa manera ir generando todo un archivo de pornografía infantil.

[pie de imagen]> El abuso infantil no es una teoría conspirativa. Este es Jimmy Savile conductor del show para niñæs "Jim'll fix it". Un informe presentado por la Sociedad Nacional para la Protección de los Niños contra la Crueldad, reveló recientemente al menos 500 denuncias de abusos a menores de entre 13 y 15 años por parte de Savile, así como de personal de hospitales, pacientes e incluso cadáveres.

La forma en la que, como ya conté antes, se organizan de forma jerárquica, como incitan al uso de lenguaje en código, cómo invitan y favorecen las publicaciones de mujeres de 18+ que entran a publicitar sus shows en vivo de servicios de webcam eróticos, nos muestra que no se trata de una interacción de niñæs con niñæs o de púbertæs con pubertæs, sino de algo más bien organizado por mayores de edad para alentar estas conductas de compartición entre menores de edad que favorecen a los fines de los mayores de edad que les adoctrinan.

Lo más ridículo de este asunto es que Facebook, una vez que alguien decide denunciar a dicho grupo bajo alguno de sus rubros de violación de estatutos de comunidad, a pesar de los "diccionarios de lenguaje en código" que explícitamente mencionan términos tan obvios como «CP» o «packs», el algoritmo de esta red social se limita a contestarle a quién realiza la denuncia algo como:

[inicio de cita]>

Te agradecemos la denuncia, hiciste bien en expresarte, pero lamentablemente no encontramos nada que viole explícitamente nuestras reglas de comunidad, por lo cual te invitamos a abanonar tu suscripción del grupo o bien a bloquear a una persona si se trata de una persona en particular. Esperamos esto te ayude a tener una mejor experiencia.

Al parecer, la única alternativa a esto, es organizarse en grupos que vigilen de vez en cuando estos grupos, y ante cualquier situación que de verdad confirme estas conductas de compartición o lenguajes cifrados que inviten a la compartición de pornografía infantil, responder con un señalamiento masivo así como denuncia masiva para realmente provocar en redes sociales como facebook una respuesta más contundente que solamente invitarnos a taparnos los ojos y seguir disfrutando otros contenidos de su empresa.

[pie de imagen]> El caso más sonado en México sobre explotación sexual infantil tiene que ver con la denuncia de la periodista Lydia Cacho contra dos figuras político-sociales: Mario Marín y Kamel Nacif. Actualmente hay orden de aprehensión contra Mario Marín y Kamel Nacif.

Quiero hablar un poco sobre mi punto de vista sobre "el problema" en sí. El problema no son tanto los perfiles falsos o los nombres inventados, esos no hay manera de evitarlos, el problema es delegarle la responsabilidad a redes sociales de "vigilar y castigar", al igual que en el mundo externo a lo virtual, solamente la participación común puede lograr seguridad en muchos niveles, desde ejemplos como las policías comunitarias que eliminan la existencia de policías estatales o militares, hasta los grupos comunitarios que vigilan acciones públicas con cierta predisposición a ser saboteadas o corrompidas. No se trata tampoco de permitirnos actitudes de hipervigilancia policial o de censura o imposición de valores universales que solo plazcan a algún grupo o sector de la humanidad, sino a reflexionar qué actividades humanas nos afectan en conjunto, no por su naturaleza universal de problema o de virtud, sino por la violencia que conllevan: prácticas como la privación de la libertad, la explotación sexual de la infancia o de la adultez en tanto que en la persona adulta no sea voluntaria sino por sometimiento, la agresión justamente colectiva que tienda a universalizarse como los ataques de violencia u hostigamiento hacia grupos vulnerables bajo el argumento de que quien ataca lo hace porque es "superior" o es "mejor" o que representa un "bien mayor" puesto que sus valores son algo que debería prevalecer por sobre toda multiculturalidad o creencias diversas. Repito esto, se trata no de imponer, sino de reflexionar, no de institucionalizar sino de consensar y actuar en comunidad, siempre reflexionando, siempre dando retroalimentación, justo para no caer en absolutismos ilustrados o tiranías de las mayorías solo por el hecho de ser mayorías o incluso minorías ilustradas solo por el hecho de ostentar algún tipo de poder o control.

Cerrar vista de Texto Simple

¿Cómo acceden los depredadores a la pornografía infantil a través de redes sociales?

cultura

Responsable de nota:
abril 28, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: temáticas que nos invitan a reflexionar sobre temas de sexualidad así como de todo lo que atañe a roles de género tanto actuales como a través de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Podríamos, como mayores de edad, condonar estas acciones argumentando que se tratan de niños, niñas y pre-púberes interactuando privadamente dentro de su rango de edad y que una niña de 13 enviándole fotos a un niño de 12 o 14 años es algo hasta cierto grado “inocente” dentro del contexto de su líbido acelerada. El problema es que estos grupos no tienen ningún tipo de filtro, cualquiera puede generarse cuentas con la foto de un pequeño y entrar a estos grupos para solicitar fotos eróticas y de esa manera ir generando todo un archivo de pornografía infantil.

Dan Schneider, es un escritor y productor estadounidense de series de televisión infantiles. Actualmente abandonó Nickelodeon debido a los multiples señalamientos por sus mismos actrices y actores infantiles. El abuso sexual infantil se encuentra en todos los círculos sociales.

Facebook trajo consigo ciertos beneficios, como poder contactar amistades o familiares que se encuentren geográfica o temporalmente lejos, contactar ex-colegas de la vida, permitió acelerar ciertas conexiones laborales o mercantiles incluso.

De esta misma manera también facilitó cierto tipo de interacciones entre fanáticæs del cine, de programas de televisión, permitió la creación de páginas y grupos de historia, recetas de cocina, técnicas de artes marciales, vehículos clásicos, y básicamente de cualquier tipo de actividad humana, hobby o gusto en general.

Con esto anterior vinieron los grupos especializados en «memes», en donde se gestaban contenidos con el objetivo de compartirlos y viralizarlos por todo el internet. Lamentablemente, los hombres mayores, etcontraron también su nicho en estos grupos de temas populares, especialmente entre niñæs y jóvencitæs, para realizar fraudes de identidad y no solamente hacerse de un espacio privado en la red en dónde obtener imágenes de corte erótico, sino con otras intenciones incluso más oscuras.

Actualmente en México existen grupos privados de facebook en donde el tema principal son los llamados memes así como el anime japonés. Estas dos temáticas, al paso de los años, han probado ser para los depredadores un imán muy fuerte para capturar la atención de grandes cantidades de audiencias de menores de edad, lo cual solo empeora por la moda actual que existe sobre todo con las personas pubertas, e incluso pre-púberes gracias a las hipersexualización de la sociedad, de compartir de manera absolutamente insegura este tipo de contenido erótico.

En un caso muy específico del modus operandi de estas estrategias ocurre lo siguiente:

Los depredadores generan cuentas anónimas -sin nombre reconocible ni fotos de perfil-, o bien cuentas falsas -con nombres y fotos falsas con las cuales presumen ser jóvenes o niñæs incluso-, en Facebook. Posteriormente abren un grupo privado, pero de libre y fácil suscripción, de compartición de «memes», «anime» o «superhéroes» con nombres de grupo inocentes y llamativos como “Los mejores memes”, “Compartiendo anime”, et cétera. Hasta aquí todo, a la vista, parece inocente, las cuentas que aparecen como administradoras, al ser estas cuentas anónimas o de identidades falsas pues llegan a parecer totalmente inofensivas, pero es justo a partir de aquí en donde las prácticas comienzan a cambiar. Dentro de ese grupo que les servirá a modo de fachada, abren otro grupo interno, también privado pero al cual solo se puede accesar por invitación, por lo cual las mismas cuentas administrativas del primer grupo ponen anuncios que dicen cosas como “¿quieres unirte a un grupo más divertido? pídeme que te invite al otro grupo, el cual tiene contenido más exclusivo”. Al accesar a este segundo grupo, dentro del primer grupo fachada, nos encontramos una mayor cantidad de usuariæs que en el primer grupo, y una frecuencia de actividad muy acelerada de varias decenas de mensajes por hora. Lo primero que podemos notar es que todas las personas que interactuan parecen hablar muy similar, como si se tratara de un código interno: repiten las mismas palabras, se celebran mutuamente con los mismos gestos, hacen uso de expresiones comunes para solicitar información o mantener la conversación.

el uso del “hail” como saludo interno es algo muy recurrente

Aquí es importante notar algo, dentro del estudio de la Psicología, la cual es una rama muy vasta de las ciencias de la salud y ciencias sociales, podemos encontrar varios estudios que nos hablan sobre la edad de la pubertad, como un momento en la vida del ser humano en la que su líbido sexual comienza a presentarse de una manera muy insistente, además, la conducta comienza a tornarse un tanto rebelde, un fenómeno conocido desde la Antigüedad, por ejemplo ya desde la Antigua Grecia se mencionaba a la gente joven como adolescentes, como gente impetuosa, agresiva, curiosa, que procuraba hacer todo por encajar o sobresalir en su grupo, es por esto que a esta edad les enrolaban en sus ejércitos y era el momento idóneo para sobresalir en el arte de la guerra; en le contexto moderno las cosas no han cambiado mucho, las personas pubertas y la temprana adolescencia justo se marca por esta líbido sexual en ebullición y las ganas de ser notado, así como la intención personal de cuestionarse su papel en el mundo, lidereando e imitando a sus pares.

Es esta impetuosidad tan clásica, e inevitable, la que los depredadores mayores de edad aprovechan en estos grupos, mientras les enrrolan en actividades, actitudes y formas de comunicarse que les hacen sentir «parte de algo». Estas pautas conductuales uniformadas así como lenguaje inclusivo es algo que abunda en estos grupos: se trata de una pequeña dictadura que explota esta necesidad de liderar así como de imitar y pertenecer, a toda costa, lo que estos grupos privados fomentan: la misoginia y la hipersexualización son conductas aplaudidas tanto por administradores como por sus semejantes que sobresalen por su popularidad en esos grupos. Se sabe que la administración suele generar dinámicas de creación de memes, obviamente que enaltezcan las actitudes de cyber-bullying, erotismo prepubescente, actitudes que suelen insinuar violencia sexual exacerbada, abuso de menores en forma de bromas, y a quienes consideren más activos en estas tareas les dan el poder de ser moderadores de los grupos, dandoles cargos y por lo tanto fama, control y poder por sobre sus pares que se limitan a imitarles.

Esto anterior es la parte más oscura antes de llegar al nivel más bajo del abismo ético. Se trata de campos de adiestramiento, en donde, a través de sencillas dinámicas que hacen brillar ciertas aptitudes de agresividad, liderazgos basados en carisma y sobajamiento de otræs, facilidad de manipulación, popularidad, los depredadores van seleccionando a sus cabecillas de rebaño, las cuales impondrán el orden que obviamente la administración requiere para sus fines privados. Esta pauta llega al extremo bastante irónico y ridículamente cínico de utilizar el saludo “heil” como en la Alemania nazi.

El segundo de la derecha a la izquierda es Jeffrey Epstein. Epstein, así como muchos políticos, actores y directivos de Hollywood, han sido perseguidos, denunciados y encarcelados, ocmo Epstein, por el cargo de abuso sexual a menores de edad. La pedofilia no es un mito urbano.

Estas niñas y niños, así como pre-pubescentes y algunas personas adolescentes interactuan a través de fotos, videos, memes, comentarios, actividades virtuales que llevan a la realidad para posteriormente registrarla en video o foto y poderla subir a “sus” grupos, para “sus” amistades virtuales, y en conjunto con los aplausos, «me gusta», comparticiones y otras alabanzas que reciben en el mundo virtual, les van haciendo adictas a estos sitios de internet. Recordemos que en estos grupos hay una evidente glorificación de que las niñas y jovencitas muestren su cuerpo, incluso sabiendo que rozan en lo ilegal todos los demás les aplauden y hacen bromas explícitas sobre su estado de menor de edad con frases como “es ilegal, pero que rico”, o “donde hay pelito ya no hay delito”, y cosas por el estilo, trivializando el acto inadecuado de que niñas tan pequeñas estén exhibiéndose en redes sociales ante miles de espectadores que claramente podemos tanto evidenciar por la cantidad de perfiles extremadamente sospechosos o bien falsos que aunque tengan la foto de un jovencito en la manera de escribir y expresarse destacan por parecer los modos más bien de un adulto.

Este son el tipo de mensajes más comunes dentro de estos grupos. CP significa Child Porn o Porno Infantil

No hace falta buscar mucho, quizá unos 5 minutos, para comenzar a encontrar el lenguaje de códigos que ya mencioné antes, seguido por solicitudes de “lo que sea que están ofreciendo en código” por mensajes privados o «inbox». Estas sospechas se disipan totalmente cuando encontramos de pronto explicaciones de la misma administración que literalmente dicen “estos son los nuevos códigos” y encontramos un glosario explícito sobre lo que cada uno de esos códigos refieren; tal término del anime japonés, por ejemplo «kawaii» que se traduce al español como “tierno”, significa «CP» (para quienes no lo sepan CP es abreviación para Child Pornography, lo que se traduce al español como Pornografía Infantil), o el término de las historietas japonesas que les llaman «manga» son clave para solicitar “packs” o en otras palabras paquetes de desnudos. Quiero recalcar aquí que estos desnudos no son solamente propios de quien los esté ofreciendo o solicitando, sino que son muchas veces “packs” de otras personas, esos mismos “packs” que actualmente están tan de moda en el sentido de que jovencitas menores de edad les entregan paquetes de fotos eróticas a sus “novios” y que posteriormente, con la fugacidad de las relaciones pre-pubescentes, estos novios comparten luego tanto en estos grupos, a manera a veces de venganza o simplemente para presumirle a su grupo “a que tipo de mujer” se estaban relacionando en el presente o en el pasado. Como ya dije, la misoginia es un lenguaje común, a la mujer le llaman “perrillas”, “culos”, “perras”, y al acto de haber tenido relaciones con ellas, o de desear relaciones con ellas le llaman “pisotearlas” (por aquello de que los gallos “pisan” a las gallinas), “romperles eso” (haciendo alusión a quiza desvirgar o bien a hacerles un daño por su “potencia sexual”) o así palabras por el estilo.

Podríamos, como mayores de edad, condonar estas acciones argumentando que se tratan de niños, niñas y pre-púberes interactuando privadamente dentro de su rango de edad y que una niña de 13 enviándole fotos a un niño de 12 o 14 años es algo hasta cierto grado “inocente” dentro del contexto de su líbido acelerada. El problema es que estos grupos no tienen ningún tipo de filtro, cualquiera puede generarse cuentas con la foto de un pequeño y entrar a estos grupos para solicitar fotos eróticas y de esa manera ir generando todo un archivo de pornografía infantil.

El abuso infantil no es una teoría conspirativa. Este es Jimmy Savile conductor del show para niñæs “Jim’ll fix it”. Un informe presentado por la Sociedad Nacional para la Protección de los Niños contra la Crueldad, reveló recientemente al menos 500 denuncias de abusos a menores de entre 13 y 15 años por parte de Savile, así como de personal de hospitales, pacientes e incluso cadáveres.

La forma en la que, como ya conté antes, se organizan de forma jerárquica, como incitan al uso de lenguaje en código, cómo invitan y favorecen las publicaciones de mujeres de 18+ que entran a publicitar sus shows en vivo de servicios de webcam eróticos, nos muestra que no se trata de una interacción de niñæs con niñæs o de púbertæs con pubertæs, sino de algo más bien organizado por mayores de edad para alentar estas conductas de compartición entre menores de edad que favorecen a los fines de los mayores de edad que les adoctrinan.

Lo más ridículo de este asunto es que Facebook, una vez que alguien decide denunciar a dicho grupo bajo alguno de sus rubros de violación de estatutos de comunidad, a pesar de los “diccionarios de lenguaje en código” que explícitamente mencionan términos tan obvios como «CP» o «packs», el algoritmo de esta red social se limita a contestarle a quién realiza la denuncia algo como:

Te agradecemos la denuncia, hiciste bien en expresarte, pero lamentablemente no encontramos nada que viole explícitamente nuestras reglas de comunidad, por lo cual te invitamos a abanonar tu suscripción del grupo o bien a bloquear a una persona si se trata de una persona en particular. Esperamos esto te ayude a tener una mejor experiencia.

Al parecer, la única alternativa a esto, es organizarse en grupos que vigilen de vez en cuando estos grupos, y ante cualquier situación que de verdad confirme estas conductas de compartición o lenguajes cifrados que inviten a la compartición de pornografía infantil, responder con un señalamiento masivo así como denuncia masiva para realmente provocar en redes sociales como facebook una respuesta más contundente que solamente invitarnos a taparnos los ojos y seguir disfrutando otros contenidos de su empresa.

El caso más sonado en México sobre explotación sexual infantil tiene que ver con la denuncia de la periodista Lydia Cacho contra dos figuras político-sociales: Mario Marín y Kamel Nacif. Actualmente hay orden de aprehensión contra Mario Marín y Kamel Nacif.

Quiero hablar un poco sobre mi punto de vista sobre “el problema” en sí. El problema no son tanto los perfiles falsos o los nombres inventados, esos no hay manera de evitarlos, el problema es delegarle la responsabilidad a redes sociales de “vigilar y castigar”, al igual que en el mundo externo a lo virtual, solamente la participación común puede lograr seguridad en muchos niveles, desde ejemplos como las policías comunitarias que eliminan la existencia de policías estatales o militares, hasta los grupos comunitarios que vigilan acciones públicas con cierta predisposición a ser saboteadas o corrompidas. No se trata tampoco de permitirnos actitudes de hipervigilancia policial o de censura o imposición de valores universales que solo plazcan a algún grupo o sector de la humanidad, sino a reflexionar qué actividades humanas nos afectan en conjunto, no por su naturaleza universal de problema o de virtud, sino por la violencia que conllevan: prácticas como la privación de la libertad, la explotación sexual de la infancia o de la adultez en tanto que en la persona adulta no sea voluntaria sino por sometimiento, la agresión justamente colectiva que tienda a universalizarse como los ataques de violencia u hostigamiento hacia grupos vulnerables bajo el argumento de que quien ataca lo hace porque es “superior” o es “mejor” o que representa un “bien mayor” puesto que sus valores son algo que debería prevalecer por sobre toda multiculturalidad o creencias diversas. Repito esto, se trata no de imponer, sino de reflexionar, no de institucionalizar sino de consensar y actuar en comunidad, siempre reflexionando, siempre dando retroalimentación, justo para no caer en absolutismos ilustrados o tiranías de las mayorías solo por el hecho de ser mayorías o incluso minorías ilustradas solo por el hecho de ostentar algún tipo de poder o control.

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Si tienes las posibilidades, realiza un donativo aquí 🙂
  3. Comparte el contenido con tus amistades.

Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada: el problema de la pornografía infantil, pornografía infantil en facebook, pornografía infantil en redes sociales

HISTORIAS RELACIONADAS

Nuevas revelaciones sobre la CIA en México

cultura

Responsable de nota:
mayo 8, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Nuevas revelaciones sobre la CIA en México

“Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano: debemos abrir a los jóvenes ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores.”

De la aparente rigidez del paradigma “biológico” del sexo, a la inclusividad de lo «trans» en los discursos comunes

ciencia cultura

Responsable de nota:
junio 6, 2020 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: revisión de teorías e hipótesis que se relacionan con la conducta humana explícita así como también de sus procesos internos dentro de su ámbito tanto colectivo como individual, temáticas que nos invitan a reflexionar sobre temas de sexualidad así como de todo lo que atañe a roles de género tanto actuales como a través de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

De la aparente rigidez del paradigma “biológico” del sexo, a la inclusividad de lo «trans» en los discursos comunes

¿Quién le está pidiendo permiso a quién? ¿las mujeres trans a las mujeres biológicas para integrarse a una identidad femenina biológica? ¿o son las mujeres biológicas pidiendo tregua a las mujeres trans para crear una nueva identidad integral que tome en cuenta la existencia Histórica de las mujeres trans que han existido─a su manera, sin tanto avance farmacológico o quirúrgico que en el pasado no existía─desde antes incluso que la Historia escrita, a la par de la mujer biológica? ¿o se trata de dos mundos que luego de miles de años se re-encuentran para, al mismo nivel, integrarse o separarse por completo?

#NiCensura NiCandados: el peligro reside en la interpretación de la ley, y en el desamparo al pueblo

cultura tecnología

Responsable de nota:
julio 18, 2020 | Sección: cultura tecnología | Artículos sobre: temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana, la sociedad se extiende al plano digital y esto conlleva la emergencia de nuevas normativas y políticas tanto mundiales como locales,

#NiCensura NiCandados: el peligro reside en la interpretación de la ley, y en el desamparo al pueblo

En México, la aplicación de la ley depende de la interpretación, y cualquier error en la redacción e incluso en el uso ambiguo del lenguaje español mexicano, deriva en incertidumbres jurídicas. Si bien se confía en la buena fé tanto de abogados al presentar demandas o defensa, y al Poder Judicial al momento de interpretar las leyes, en México existe una larga historia de malas praxis, derivados de este modelo de justicia. #NiCensuraNiCandados

Cómo la mala biología mató a la economía

ciencia cultura

Responsable de nota:
diciembre 14, 2019 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

Cómo la mala biología mató a la economía

La mala biología ejerce una atracción irresistible. Aquellos que piensan que la competencia es de lo que se trata la vida, y que creen que es deseable que los fuertes sobrevivan a expensas de los débiles, adoptan con entusiasmo el darwinismo como una hermosa ilustración de su ideología. Esta cultura antinatural de codicia y el miedo ha llevado a la economía global a su inminente fracaso.

¿Disfrutaste del Artículo?

Compártelo en tus redes

Síguenos en redes sociales

¡Nos encantará que nos lean tus amistades también!