Cerrar vista de Texto Simple

Los tlaxcaltecas fueron realmente los conquistadores de los mexicas y no los españoles: SRG

Los tlaxcaltecas fueron realmente los conquistadores de los mexicas y no los españoles, fue la conclusión dada por el sociólogo Sergio Ramos Galicia, durante la presentación de su libro “La calumnia que quiso ser historia, recuperando la memoria”, en el Museo de la Memoria de la ciudad de Tlaxcala.

Por: Melissa Ortega

Y es que dicho libro fue resultado de la investigación derivada de los abusos y señalamientos que sufrió durante su etapa de estudiante, en otra ciudad, tan solo por el simple hecho de ser de Tlaxcala y el estigma que aún hoy está presente en las palabras de aquellos que desconocen la historia.

“La traición de Tlaxcala” es el estigma que aún permea en la sociedad y esta deviene a través de dos etapas históricas que Ramos Galicia define como “la bélica” y “la legal”.

[pie de imagen]> Foto por: Melisa Ortega

La bélica es milenaria y va más allá de la conquista, pues es a partir de la salida de las siete tribus nahuatlacas del llamado Aztlán Chicomoztoc, que la historia sitúa en lo que hoy es Querétaro, y de la batalla que se desarrolló por el control del Valle de Anáhuac tras su asentamiento alrededor del año 900 D.C, la cual fue interrumpida por la llegada de los españoles al continente.

Cuándo finalizó la etapa bélica, en 1521, después de la conquista comenzó la etapa legal, en la cual se debatió la “traición” de los tlaxcaltecas y se argumentó que su alianza con los españoles no la hacía digna de formar parte de la nación naciente, argumento incentivado por la enemistad -que hasta el día de hoy continúa- entre Puebla y Tlaxcala.

Dicha enemistad surge a partir de la fundación de Puebla en el año 1531, cuando Fray Julián Garcés decidió instalar un pueblo entre Veracruz y la capital, con el argumento de que en Tlaxcala había “mucho lodo”, además de que dichas tierras serían ocupadas únicamente por los indígenas.

El antagonismo se fomentó debido a la lucha entre españoles y criollos por su establecimiento en dichos territorios. Además, las tierras donde se fundaría Puebla fueron cedidas por Tlaxcala, las cuales por su ubicación la favorecerían haciéndose del control comercial que venía del Golfo y de ello su acumulación de riquezas.

Por ello, se puede decir que “Puebla creció a costa de Tlaxcala”, indicó.

Posteriormente, en el año 1824, en el Congreso Constituyente, se difundió la acusación de la supuesta traición de los tlaxcaltecas, con la intención de evitar que Tlaxcala se denominara como estado perteneciente a la nación que se gestaba, México.

De los siete diputados electos para abogar por la conformación de Tlaxcala como estado, renunciaron cuatro conspiradores: el presbítero Manuel Bernal, Gabriel Yescas, Antonio Díaz Varela y el párroco de Huamantla, Miguel Valentín, quienes difundieron dicha calumnia.

La acusación más fuerte se encuentra en el titulado bosquejo estadístico de los célebres murales de Tlaxcala en su territorio, el cual “vomitaba veneno” en contra de los diputados que proponían la conformación de Tlaxcala – que eran de Veracruz y Jalisco-

[inicio de cita]>

“y después de ensañarse contra la ciudad de Tlaxcala, a la que consideraba como un montón de ruinas sobre una barranca al borde de un río, agregaron…

Ya no debe considerarse como capital, ciudad ni pueblo, ni menos consentirse que se abrigue en sus miserables guaridas la plebe más insolente y viciosa e inmoral del mundo, los delincuentes más escandalosos que en todas partes ahí se refugian para robar impunemente para azorar los caminos.

Ni las eventualidades más insufribles que se conocen. Sobre los escombros de tan infame pueblo debe levantarse un monumento que diga… aquí fue la traidora Tlaxcala, que vendió su patria al extranjero, que ya no existe para que ya no vuelva a cometer semejante traición”.

Aún así, después de varios intentos por adherir a Tlaxcala como territorio de Puebla, en diciembre de 1856 se declara a Tlaxcala como un estado perteneciente a México, esto propiciado por la defensa de Mariano Sánchez ante el Congreso Constituyente.

Al retomar los hechos ocurridos durante la conquista, explicó que esta fue negociada con los tlaxcaltecas, pues dicha alianza representó una oportunidad para librarse del yugo de los mexicas, quienes buscaban expandir su imperio.

Enfatizó que incluso, después de 90 días de destrucción, Cuitláhuac le ofreció la mitad del reino de Moctezuma a los tlaxcaltecas si se aliaban con los mexicas y viceversa, los españoles les ofrecieron lo mismo más otros privilegios. Sin embargo, ya habían forjado un compromiso, que según las tradiciones de aquélla época, debía ser cumplido.

Así mismo, los españoles fueron contratados como mercenarios, pero al fin y al cabo ellos traicionaron a los tlaxcaltecas y se convirtieron en conquistadores, mientras que los traicionados se volvieron aliados y por ende, traidores.

Señaló que dentro de sus investigaciones encontró que la conquista fue realizada realmente por los tlaxcaltecas, junto con los pueblos que siguieron a los españoles, quienes fueron contratados como asesinos a sueldo, hecho que cambiaría la visión de la historia.

Llegó a la conclusión de que si los intereses del grupo calumniador hubieran logrado poner a Tlaxcala como una entidad libre y soberana adhiriéndola a Puebla, esto desaparecería la evidencia de que los tlaxcaltecas fueron los verdaderos conquistadores.

1037 años han pasado para que Tlaxcala sea reconocida, desde su salida de Aztlán hasta su constitución como estado libre y soberano. Sin embargo, actualmente en las redes sociales, mediante memes, siguen los ataques contra Tlaxcala, nuevamente por parte de Puebla, explicó.

[inicio de cita]>

“La advertencia es que si en el pasado quisieron desaparecernos como estado, en redes sociales también puede suceder”.

En la presentación, Sergio Ramos estuvo acompañado por Liliana Zamora, Directora del Archivo Histórico de Tlaxcala y Juan Carlos Ramos Mora, director del Museo de la Memoria.

Tomado del artículo original de la Revista Digital: CámaraOscura

Cerrar vista de Texto Simple

Los tlaxcaltecas fueron realmente los conquistadores de los mexicas y no los españoles: SRG

cultura

Responsable de nota:
mayo 28, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana,

Los tlaxcaltecas fueron realmente los conquistadores de los mexicas y no los españoles, fue la conclusión dada por el sociólogo Sergio Ramos Galicia, durante la presentación de su libro “La calumnia que quiso ser historia, recuperando la memoria”, en el Museo de la Memoria de la ciudad de Tlaxcala.

Por: Melissa Ortega

Y es que dicho libro fue resultado de la investigación derivada de los abusos y señalamientos que sufrió durante su etapa de estudiante, en otra ciudad, tan solo por el simple hecho de ser de Tlaxcala y el estigma que aún hoy está presente en las palabras de aquellos que desconocen la historia.

¿Lo sabías?

“La traición de Tlaxcala” es el estigma que aún permea en la sociedad y esta deviene a través de dos etapas históricas que Ramos Galicia define como “la bélica” y “la legal”.


Foto por: Melisa Ortega

La bélica es milenaria y va más allá de la conquista, pues es a partir de la salida de las siete tribus nahuatlacas del llamado Aztlán Chicomoztoc, que la historia sitúa en lo que hoy es Querétaro, y de la batalla que se desarrolló por el control del Valle de Anáhuac tras su asentamiento alrededor del año 900 D.C, la cual fue interrumpida por la llegada de los españoles al continente.

Cuándo finalizó la etapa bélica, en 1521, después de la conquista comenzó la etapa legal, en la cual se debatió la “traición” de los tlaxcaltecas y se argumentó que su alianza con los españoles no la hacía digna de formar parte de la nación naciente, argumento incentivado por la enemistad -que hasta el día de hoy continúa- entre Puebla y Tlaxcala.

Dicha enemistad surge a partir de la fundación de Puebla en el año 1531, cuando Fray Julián Garcés decidió instalar un pueblo entre Veracruz y la capital, con el argumento de que en Tlaxcala había “mucho lodo”, además de que dichas tierras serían ocupadas únicamente por los indígenas.

El antagonismo se fomentó debido a la lucha entre españoles y criollos por su establecimiento en dichos territorios. Además, las tierras donde se fundaría Puebla fueron cedidas por Tlaxcala, las cuales por su ubicación la favorecerían haciéndose del control comercial que venía del Golfo y de ello su acumulación de riquezas.

Por ello, se puede decir que “Puebla creció a costa de Tlaxcala”, indicó.

Posteriormente, en el año 1824, en el Congreso Constituyente, se difundió la acusación de la supuesta traición de los tlaxcaltecas, con la intención de evitar que Tlaxcala se denominara como estado perteneciente a la nación que se gestaba, México.

De los siete diputados electos para abogar por la conformación de Tlaxcala como estado, renunciaron cuatro conspiradores: el presbítero Manuel Bernal, Gabriel Yescas, Antonio Díaz Varela y el párroco de Huamantla, Miguel Valentín, quienes difundieron dicha calumnia.

La acusación más fuerte se encuentra en el titulado bosquejo estadístico de los célebres murales de Tlaxcala en su territorio, el cual “vomitaba veneno” en contra de los diputados que proponían la conformación de Tlaxcala – que eran de Veracruz y Jalisco-

“y después de ensañarse contra la ciudad de Tlaxcala, a la que consideraba como un montón de ruinas sobre una barranca al borde de un río, agregaron…

Ya no debe considerarse como capital, ciudad ni pueblo, ni menos consentirse que se abrigue en sus miserables guaridas la plebe más insolente y viciosa e inmoral del mundo, los delincuentes más escandalosos que en todas partes ahí se refugian para robar impunemente para azorar los caminos.

Ni las eventualidades más insufribles que se conocen. Sobre los escombros de tan infame pueblo debe levantarse un monumento que diga… aquí fue la traidora Tlaxcala, que vendió su patria al extranjero, que ya no existe para que ya no vuelva a cometer semejante traición”.

Aún así, después de varios intentos por adherir a Tlaxcala como territorio de Puebla, en diciembre de 1856 se declara a Tlaxcala como un estado perteneciente a México, esto propiciado por la defensa de Mariano Sánchez ante el Congreso Constituyente.

Al retomar los hechos ocurridos durante la conquista, explicó que esta fue negociada con los tlaxcaltecas, pues dicha alianza representó una oportunidad para librarse del yugo de los mexicas, quienes buscaban expandir su imperio.

Enfatizó que incluso, después de 90 días de destrucción, Cuitláhuac le ofreció la mitad del reino de Moctezuma a los tlaxcaltecas si se aliaban con los mexicas y viceversa, los españoles les ofrecieron lo mismo más otros privilegios. Sin embargo, ya habían forjado un compromiso, que según las tradiciones de aquélla época, debía ser cumplido.

Así mismo, los españoles fueron contratados como mercenarios, pero al fin y al cabo ellos traicionaron a los tlaxcaltecas y se convirtieron en conquistadores, mientras que los traicionados se volvieron aliados y por ende, traidores.

Señaló que dentro de sus investigaciones encontró que la conquista fue realizada realmente por los tlaxcaltecas, junto con los pueblos que siguieron a los españoles, quienes fueron contratados como asesinos a sueldo, hecho que cambiaría la visión de la historia.

Llegó a la conclusión de que si los intereses del grupo calumniador hubieran logrado poner a Tlaxcala como una entidad libre y soberana adhiriéndola a Puebla, esto desaparecería la evidencia de que los tlaxcaltecas fueron los verdaderos conquistadores.

1037 años han pasado para que Tlaxcala sea reconocida, desde su salida de Aztlán hasta su constitución como estado libre y soberano. Sin embargo, actualmente en las redes sociales, mediante memes, siguen los ataques contra Tlaxcala, nuevamente por parte de Puebla, explicó.

“La advertencia es que si en el pasado quisieron desaparecernos como estado, en redes sociales también puede suceder”.

En la presentación, Sergio Ramos estuvo acompañado por Liliana Zamora, Directora del Archivo Histórico de Tlaxcala y Juan Carlos Ramos Mora, director del Museo de la Memoria.

Tomado del artículo original de la Revista Digital: CámaraOscura

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Si tienes las posibilidades, realiza un donativo aquí 🙂
  3. Comparte el contenido con tus amistades.

Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada: tlaxcala, puebla, conquista de tenochtitlan, conquista de méxico, traición tlaxcalteca, tlaxcaltecas, malinche, malintzin, hernán cortés, caída de méxico tenochtitlan

HISTORIAS RELACIONADAS

¿Qué puede aprender el Pueblo mexicano de la conquista de Roma a Grecia?

cultura

Responsable de nota:
marzo 7, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

¿Qué puede aprender el Pueblo mexicano de la conquista de Roma a Grecia?

La gran mayoría del conocimiento fue literalmente quemado y extraído del cuerpo y las mentes de sus pobladores a punta de maltratos y humillaciones, al grado de haber provocado una rivalidad virtual de castas.

Negligencia perruna: El Xoloitzcuintle y el Mictlán

cultura humor

Responsable de nota:
febrero 15, 2020 | Sección: cultura humor | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, en History Channel ya solo hablan de Hitler y OVNIS,

Negligencia perruna: El Xoloitzcuintle y el Mictlán

dizque decía el perro de pelo blanco: yo me lavé; y el perro de pelo negro decía: yo me he manchado de color prieto, y por eso no puedo pasaros. Dizque!!!

Sobre la naturaleza original cristiana y su herencia pagana (parte 2/3)

cultura

Responsable de nota:
abril 10, 2019 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana,

Sobre la naturaleza original cristiana y su herencia pagana (parte 2/3)

el segundo punto importante de este artículo: la descripción en imágenes literarias del Hijo del Hombre, Yeshua el Ungido, Jesús Cristo

¡El arte es una mentira!

cultura

Responsable de nota:
mayo 24, 2019 | Sección: cultura | Artículos sobre: revisiones, comparaciones, estudios y análisis de la Historia humana, temas que atañen a las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

¡El arte es una mentira!

No es que se entrenaran en una “escuela de artistas” en la que solamente se dedicaran a aprender a dibujar, pintar o esculpir, sino que se trataba de personas con oficios muy variados, y más bien no existía una distinción exacta entre lo que hoy conocemos como “artesanæs” y “artista”, eran básicamente lo mismo. Anteriormente, como ya vimos, el artista antes que “artista” era una persona arquitecta, sacerdotal, agricultora, guerrera, historiadora, ingeniera, matemática.

¿Disfrutaste del Artículo?

Compártelo en tus redes

Síguenos en redes sociales

¡Nos encantará que nos lean tus amistades también!