Cerrar vista de Texto Simple

¿Hubo contacto entre China y la cultura Maya?

Para alrededor del 2000 a.C. posiblemente tuvo lugar una segunda exploración asiática que llevó consigo la práctica de la deformación de cráneos tan típica que posteriormente se siguió manifestando en las civilizaciones más avanzadas de América: la Inca, la Maya y la Mexica.

Existen muchos registros arqueológicos que parecen insinuar relaciones culturales entre regiones geográficas lejanas del mundo antiguo. En la actualidad, con la tecnología parecería improbable que alguien en China no conozca ciertas referencias de Latinoamérica por ejemplo, pero ¿cómo se explican estas similitudes en tiempos en donde la comunicación era altamente improbable?

Por un lado existe la aproximación psicológica al respecto. Por ejemplo Carl Gustav Jung defendía que las experiencias humanas, al provenir todas de una misma fuente original, compartiríamos una estructura profunda común de símbolos a los cuales él llamaba Arquetipos dentro del Inconsciente Colectivo. Este tipo de teorías no son del gusto por ejemplo de aquellas personas más apegadas al método científico, pues si bien las teorías de personajes como Jung, Melanie Klein, Sigmund Freud, Erik Erikson y básicamente muchas de las escuelas contemporáneas o derivadas del psicoanálisis todas vienen del llamado "pensamiento occidental", ninguna puede presumir de apegarse al famoso método científico, y como decía, para algunas personas más partidarias del positivismo, todas estas teorías caerían dentro de pensamiento mágico que poco difiere de lo que llamarían supersticiones o brujería salvaje.

Desde un ángulo más etnológico y sociológico, encontramos autores como David Mathisen, Hertha Von Dechend o Giorgio de Santillana. Desde este punto de vista podría argumentarse que la humanidad tiene tan solo cierto número de acciones posibles: viajar, comer, reproducirse, soñar, añorar, odiar, parir, herir, matar, salvar, sanar. Es en las mitologías (incluso en las mitologías modernas de Hollywood) en donde encontramos estas pautas conductuales estereotipadas, tan familiares que a veces ya podemos predecir qué desenlace van a tener alguna historia. En este caso tenemos un poco de evidencia más tangible que en el primer caso de las psicologías clínicas, que se enfocan en las mentes individuales (con una cierta excepción de Jung que tocaba ya temas más colectivos), por ejemplo. Es una evidencia clara de cómo, a pesar de la distancia geográfica, las temáticas que nuestra imaginación puede concebir no es tan ilimitada como podría parecer.

Ahora, tenemos una tercer opción, que depende mucho de avances más recientes verdaderamente transdisciplinarios de las ciencias, tanto las exactas como las sociales, y resultan en posibles explicaciones basadas en corrientes marítimas, cambios climáticos estacionales, sorpresivos encuentros arqueológicos, y comparaciones cualitativas entre mitologías y objetos materiales en cuanto a su estética y técnica.

[pie de imagen]> Pieza de jade mesoamérica, y pieza de jade china

Es esta ultima opción la que se ha estudiado con relación a las similitudes entre rasgos culturales de civilizaciones tan distantes como la de China y Perú, o la de China y México, tomando en cuenta que al momento de cruzar las tribus asiáticas por el estrecho de Bering (entre Rusia y Alaska), no eran precisamente asiáticos chinos los que cruzaron, sino tribus cazadoras-recolectoras del Paleolítico, es decir, siglos antes de que China tuviera su primer dinastía.

[inicio de cita]>

Según la teoría más aceptada actualmente, los amerindios descienden de grupos de cazadores recolectores de origen siberiano que migraron a América a través del Puente de Beringia, formado durante un breve periodo de la última glaciación (Würm o Wisconsin), debido al descenso del nivel de los océanos. Se encuentra también plenamente probado que, en ese momento, muchos animales propios de ambos continentes atravesaron el puente en ambas direcciones .

[fin de cita // referencia de cita]> Wikipedia - Estrecho de Bering

En el libro "Imagen del Mito" de Joseph Campbell, revisa postulados antropológicos, estudios hidrográficos, y arqueológicos, para sustentar el posible contacto entre pueblos originarios de américa, sobre todo de mesoamérica y de las regiones sudamericanas.

La cultura Olmeca es un misterio para la Historia. Tuvieron un desarrollo abrupto, que resultó en una civilización muy avanzada en muchos sentidos en comparación con las demás culturas que le rodearon y no existen registros de que dicho desarrollo tan repentino haya sido gradual, como sí lo es en otros casos como en Egipto o las demás civilizaciones de Mesopotamia, la India o todo el Oriente lejano, en donde sí existe registro arqueológico de pasos intermedios. Tanto la cultura Olmeca como la Chavín en Perú muestran un salto civilizatorio inexplicable aún.

[pie de imagen]> Mapa hidrográfico de las corrientes oceánicas del Pacífico entre Asia y América

Campbell menciona que dos expertos, el etnólogo y arqueólogo Heine-Geldern y el arqueólogo James A. Ford, bosquejan una explicación de este repentino crecimiento americano, basándose en evidencia física, de la siguiente manera:

  1. Durante lo que denominan Fase Formativa Colonial, que comienza circa 3000 a.C., llega una primera exploración de las culturas japonesas antiguas, del periodo llamado Jomon medio, a Valdivia en Ecuador, lugar en donde se han encontrado las piezas de cerámica más antiguas de toda América. De Valdivia se diseminó hacia Perú rápidamente y continuó subiendo hasta el Caribe colombiano.
  2. Para alrededor del 2000 a.C. posiblemente tuvo lugar una segunda exploración asiática que llevó consigo la práctica de la deformación de cráneos tan típica que posteriormente se siguió manifestando en las civilizaciones más avanzadas de América: la Inca, la Maya y la Mexica. Recientemente se ha propuesto que es en el Norte de China el lugar más antiguo en donde se originó esta práctica, derivado de el análisis de cráneos encontrados entre el 2011 y 2015, con una antigüedad que oscila entre los 5000 y los 12000 años.
  3. Alrededor del 1500 a.C. se ha encontrado un estilo de alfarería en Guatemala que es notablemente homóloga a una producida por esa misma época en el centro de Japón.
  4. Durante la denominada Fase Formativa Teocrática que comienza circa 1200-500 a.C., se da el sorpresivo cambio abrupto de la cultura Olmeca. "No existen indicaciones de etapas de desarrollo anteriores que condujeran a las características únicas de la cultura Olmeca." dice Ford. A pesar de esto, son los olmecas quienes le heredan a la cultura Maya, Mixteca y Mexica el calendario cíclico de larga duración que hoy conocemos como "la piedra del Sol", y es un misterio aún, por la ya mencionada falta de evidencia intermedia, si fueron los olmecas quienes desarrollaron este calendario tan avanzado, incluso para los europeos que llevaron a cabo la conquista.
  5. Para los años 800-200 a.C. se da un acercamiento entre la cultura Olmeca y la Chavín: tres animales dominan la simbología de estas culturas madre, el jaguar, el ave y la serpiente.
  6. Circa 800-333 a.C. aparecen contribuciones culturales de la dinastía Chou medio y tardío, probablemente de los estados costeros de Wu y Yüeh de la antigua China, particularmente encontrados en los estilos Tajín mexicano y Chavín de Perú. Aparecen por primera vez en sudamérica el trabajo del oro y los tejidos.
  7. Del 333 a.C. al 220 d.C. vienen una serie de interesantes cambios de poder en las regiones asiáticas, la caída del estado de Yüeh, y el fortalecimiento de la cultura Dong Son comienzan a a notarse también en América, probablemente porque retomaron las expediciones que los viejos estados caídos abandonaron, que posteriormente también se detendrían por la conquista china de estos territorios por la dinastía Han. Es con la cerámica de la dinastía Han con la que guarda una estrecha similitud la cerámica de Guatemala de estos tiempos. Finalmente la caída de la dinastía Han parece también corresponder con el fin de la influencia china del lado americano del Pacífico.
  8. Durante la última fase de este postulado, que involucra a la mesoamérica Clásica y posclásica, ubicada temporalmente circa 220-1219 d.C., las expediciones Chinas habían terminado, pero fueron retomadas por las culturas del sureste asiático convertidas al hiduismo. Parece haber una estrecha relación entre Camboya y las áreas Maya y Olmeca de los siglos VII-X, e incluso XII. Y se pregunta Heine-Geldern "¿Terminaría esta relación por la catástrofe política del imperio Khmer tras la muerte de Jayavarman VII alrededor del año 1219 d.C.?

Es de esta manera que no solo se puede adjudicar la similitud en simbología y mitología de los pueblos Mesoamericanos con los Chinos a través de la perspectiva psicológica individual o con la visión más bien sociológica y etnológica que mencioné al inicio, sino también por una aproximación literalmente física y temporal de ambas culturas, lo cual no descarta las otras dos posibilidades, sino que introduce una tercera que es un tanto más explícita físicamente.

[inicio de cita]>

El ADN de la población maya de Yucatán, por ejemplo, es mucho más parecida al de los chinos que al de la gene que vivió alrededor de los mayas.

[fin de cita // referencia de cita]> Gavin Menzies en su libro “1421, el año en que China descubrió el mundo”

En cuanto a simbología, por ejemplo, es curioso notar que comparten tanto las culturas de América como la China el hecho de que los felinos, el jaguar americano y el tigre chino, representan la energía femenina, relacionada a la Tierra, mientras que el dragón Chino y la serpiente emplumada tan diseminada por todo mesoamérica, representan lo masculino y se relacionan con el aire.

[inicio de cita]>

El profesor Chudong Durante más de 25 años ha estudiado los jeroglíficos mayas y ha encontrado semejanzas entre los dialectos mayas y la lengua china antigua. Encontró que 22 palabras (de entre 100 palabras populares de ambos pueblos seleccionadas al azar) que son similares en la pronunciación, sobre todo con dialectos de China Suroeriental.

[fin de cita // referencia de cita]> profesor Hu Chundong, de la Universidad de Beijing (Pekín)
[pie de imagen]> Tikal y Cambodia

Si bien estas teorías se encuentran apenas en momentos embrionarios de su desarrollo, existen evidencias hidrográficas, que sustentan estos postulados, con respecto a la existencia de corrientes oceánicas que en ciertas épocas del año pueden traer embarcaciones desde diversas costas asiáticas hasta América a través del Pacífico. Además de las obvias similitudes estéticas en los artefactos orientales y americanos, sus mitologías, su gusto por el trabajo del jade, las similitudes físicas y del sonido del lenguaje. Aún no son teorías tan populares, no obstante parecen concordar y explicar fenómenos como la aparición repentina de la civilización Olmeca, tan avanzada para su tiempo.

Cerrar vista de Texto Simple

¿Hubo contacto entre China y la cultura Maya?

ciencia cultura destacado

Responsable de nota:
enero 27, 2021 | Sección: ciencia cultura destacado | Artículos sobre: datos sobre la psique humana tanto en lo individual-orgánico como en lo social, estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana,

Para alrededor del 2000 a.C. posiblemente tuvo lugar una segunda exploración asiática que llevó consigo la práctica de la deformación de cráneos tan típica que posteriormente se siguió manifestando en las civilizaciones más avanzadas de América: la Inca, la Maya y la Mexica.

Existen muchos registros arqueológicos que parecen insinuar relaciones culturales entre regiones geográficas lejanas del mundo antiguo. En la actualidad, con la tecnología parecería improbable que alguien en China no conozca ciertas referencias de Latinoamérica por ejemplo, pero ¿cómo se explican estas similitudes en tiempos en donde la comunicación era altamente improbable?

Por un lado existe la aproximación psicológica al respecto. Por ejemplo Carl Gustav Jung defendía que las experiencias humanas, al provenir todas de una misma fuente original, compartiríamos una estructura profunda común de símbolos a los cuales él llamaba Arquetipos dentro del Inconsciente Colectivo. Este tipo de teorías no son del gusto por ejemplo de aquellas personas más apegadas al método científico, pues si bien las teorías de personajes como Jung, Melanie Klein, Sigmund Freud, Erik Erikson y básicamente muchas de las escuelas contemporáneas o derivadas del psicoanálisis todas vienen del llamado “pensamiento occidental”, ninguna puede presumir de apegarse al famoso método científico, y como decía, para algunas personas más partidarias del positivismo, todas estas teorías caerían dentro de pensamiento mágico que poco difiere de lo que llamarían supersticiones o brujería salvaje.

Desde un ángulo más etnológico y sociológico, encontramos autores como David Mathisen, Hertha Von Dechend o Giorgio de Santillana. Desde este punto de vista podría argumentarse que la humanidad tiene tan solo cierto número de acciones posibles: viajar, comer, reproducirse, soñar, añorar, odiar, parir, herir, matar, salvar, sanar. Es en las mitologías (incluso en las mitologías modernas de Hollywood) en donde encontramos estas pautas conductuales estereotipadas, tan familiares que a veces ya podemos predecir qué desenlace van a tener alguna historia. En este caso tenemos un poco de evidencia más tangible que en el primer caso de las psicologías clínicas, que se enfocan en las mentes individuales (con una cierta excepción de Jung que tocaba ya temas más colectivos), por ejemplo. Es una evidencia clara de cómo, a pesar de la distancia geográfica, las temáticas que nuestra imaginación puede concebir no es tan ilimitada como podría parecer.


¿Sabías qué...

Ahora, tenemos una tercer opción, que depende mucho de avances más recientes verdaderamente transdisciplinarios de las ciencias, tanto las exactas como las sociales, y resultan en posibles explicaciones basadas en corrientes marítimas, cambios climáticos estacionales, sorpresivos encuentros arqueológicos, y comparaciones cualitativas entre mitologías y objetos materiales en cuanto a su estética y técnica.

Pieza de jade mesoamérica, y pieza de jade china

Es esta ultima opción la que se ha estudiado con relación a las similitudes entre rasgos culturales de civilizaciones tan distantes como la de China y Perú, o la de China y México, tomando en cuenta que al momento de cruzar las tribus asiáticas por el estrecho de Bering (entre Rusia y Alaska), no eran precisamente asiáticos chinos los que cruzaron, sino tribus cazadoras-recolectoras del Paleolítico, es decir, siglos antes de que China tuviera su primer dinastía.

Según la teoría más aceptada actualmente, los amerindios descienden de grupos de cazadores recolectores de origen siberiano que migraron a América a través del Puente de Beringia, formado durante un breve periodo de la última glaciación (Würm o Wisconsin), debido al descenso del nivel de los océanos. Se encuentra también plenamente probado que, en ese momento, muchos animales propios de ambos continentes atravesaron el puente en ambas direcciones .

Wikipedia – Estrecho de Bering

En el libro “Imagen del Mito” de Joseph Campbell, revisa postulados antropológicos, estudios hidrográficos, y arqueológicos, para sustentar el posible contacto entre pueblos originarios de américa, sobre todo de mesoamérica y de las regiones sudamericanas.

La cultura Olmeca es un misterio para la Historia. Tuvieron un desarrollo abrupto, que resultó en una civilización muy avanzada en muchos sentidos en comparación con las demás culturas que le rodearon y no existen registros de que dicho desarrollo tan repentino haya sido gradual, como sí lo es en otros casos como en Egipto o las demás civilizaciones de Mesopotamia, la India o todo el Oriente lejano, en donde sí existe registro arqueológico de pasos intermedios. Tanto la cultura Olmeca como la Chavín en Perú muestran un salto civilizatorio inexplicable aún.

Mapa hidrográfico de las corrientes oceánicas del Pacífico entre Asia y América

Campbell menciona que dos expertos, el etnólogo y arqueólogo Heine-Geldern y el arqueólogo James A. Ford, bosquejan una explicación de este repentino crecimiento americano, basándose en evidencia física, de la siguiente manera:

  1. Durante lo que denominan Fase Formativa Colonial, que comienza circa 3000 a.C., llega una primera exploración de las culturas japonesas antiguas, del periodo llamado Jomon medio, a Valdivia en Ecuador, lugar en donde se han encontrado las piezas de cerámica más antiguas de toda América. De Valdivia se diseminó hacia Perú rápidamente y continuó subiendo hasta el Caribe colombiano.
  2. Para alrededor del 2000 a.C. posiblemente tuvo lugar una segunda exploración asiática que llevó consigo la práctica de la deformación de cráneos tan típica que posteriormente se siguió manifestando en las civilizaciones más avanzadas de América: la Inca, la Maya y la Mexica. Recientemente se ha propuesto que es en el Norte de China el lugar más antiguo en donde se originó esta práctica, derivado de el análisis de cráneos encontrados entre el 2011 y 2015, con una antigüedad que oscila entre los 5000 y los 12000 años.
  3. Alrededor del 1500 a.C. se ha encontrado un estilo de alfarería en Guatemala que es notablemente homóloga a una producida por esa misma época en el centro de Japón.
  4. Durante la denominada Fase Formativa Teocrática que comienza circa 1200-500 a.C., se da el sorpresivo cambio abrupto de la cultura Olmeca. “No existen indicaciones de etapas de desarrollo anteriores que condujeran a las características únicas de la cultura Olmeca.” dice Ford. A pesar de esto, son los olmecas quienes le heredan a la cultura Maya, Mixteca y Mexica el calendario cíclico de larga duración que hoy conocemos como “la piedra del Sol”, y es un misterio aún, por la ya mencionada falta de evidencia intermedia, si fueron los olmecas quienes desarrollaron este calendario tan avanzado, incluso para los europeos que llevaron a cabo la conquista.
  5. Para los años 800-200 a.C. se da un acercamiento entre la cultura Olmeca y la Chavín: tres animales dominan la simbología de estas culturas madre, el jaguar, el ave y la serpiente.
  6. Circa 800-333 a.C. aparecen contribuciones culturales de la dinastía Chou medio y tardío, probablemente de los estados costeros de Wu y Yüeh de la antigua China, particularmente encontrados en los estilos Tajín mexicano y Chavín de Perú. Aparecen por primera vez en sudamérica el trabajo del oro y los tejidos.
  7. Del 333 a.C. al 220 d.C. vienen una serie de interesantes cambios de poder en las regiones asiáticas, la caída del estado de Yüeh, y el fortalecimiento de la cultura Dong Son comienzan a a notarse también en América, probablemente porque retomaron las expediciones que los viejos estados caídos abandonaron, que posteriormente también se detendrían por la conquista china de estos territorios por la dinastía Han. Es con la cerámica de la dinastía Han con la que guarda una estrecha similitud la cerámica de Guatemala de estos tiempos. Finalmente la caída de la dinastía Han parece también corresponder con el fin de la influencia china del lado americano del Pacífico.
  8. Durante la última fase de este postulado, que involucra a la mesoamérica Clásica y posclásica, ubicada temporalmente circa 220-1219 d.C., las expediciones Chinas habían terminado, pero fueron retomadas por las culturas del sureste asiático convertidas al hiduismo. Parece haber una estrecha relación entre Camboya y las áreas Maya y Olmeca de los siglos VII-X, e incluso XII. Y se pregunta Heine-Geldern “¿Terminaría esta relación por la catástrofe política del imperio Khmer tras la muerte de Jayavarman VII alrededor del año 1219 d.C.?

Es de esta manera que no solo se puede adjudicar la similitud en simbología y mitología de los pueblos Mesoamericanos con los Chinos a través de la perspectiva psicológica individual o con la visión más bien sociológica y etnológica que mencioné al inicio, sino también por una aproximación literalmente física y temporal de ambas culturas, lo cual no descarta las otras dos posibilidades, sino que introduce una tercera que es un tanto más explícita físicamente.

El ADN de la población maya de Yucatán, por ejemplo, es mucho más parecida al de los chinos que al de la gene que vivió alrededor de los mayas.

Gavin Menzies en su libro “1421, el año en que China descubrió el mundo”

En cuanto a simbología, por ejemplo, es curioso notar que comparten tanto las culturas de América como la China el hecho de que los felinos, el jaguar americano y el tigre chino, representan la energía femenina, relacionada a la Tierra, mientras que el dragón Chino y la serpiente emplumada tan diseminada por todo mesoamérica, representan lo masculino y se relacionan con el aire.

El profesor Chudong Durante más de 25 años ha estudiado los jeroglíficos mayas y ha encontrado semejanzas entre los dialectos mayas y la lengua china antigua. Encontró que 22 palabras (de entre 100 palabras populares de ambos pueblos seleccionadas al azar) que son similares en la pronunciación, sobre todo con dialectos de China Suroeriental.

profesor Hu Chundong, de la Universidad de Beijing (Pekín)
Tikal y Cambodia

Si bien estas teorías se encuentran apenas en momentos embrionarios de su desarrollo, existen evidencias hidrográficas, que sustentan estos postulados, con respecto a la existencia de corrientes oceánicas que en ciertas épocas del año pueden traer embarcaciones desde diversas costas asiáticas hasta América a través del Pacífico. Además de las obvias similitudes estéticas en los artefactos orientales y americanos, sus mitologías, su gusto por el trabajo del jade, las similitudes físicas y del sonido del lenguaje. Aún no son teorías tan populares, no obstante parecen concordar y explicar fenómenos como la aparición repentina de la civilización Olmeca, tan avanzada para su tiempo.

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Puedes realizar un donativo aquí
  3. Comparte el contenido con tus amistades.

Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada:

HISTORIAS RELACIONADAS

La homosexualidad no es un fenómeno moderno

ciencia cultura

Responsable de nota:
octubre 25, 2019 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: datos sobre la psique humana tanto en lo individual-orgánico como en lo social, temáticas que invitan a la reflexión sobre todo aquello que atañe al erotismo, la sexualidad, y el género,

La homosexualidad no es un fenómeno moderno

La homosexualidad, es un fenómeno de orden natural, ya sea que esto tenga su origen en un suceso biológico así como también si se trata de un suceso social; existen investigaciones al respecto de su origen, pero aún así, solamente se han encontrado correlaciones, más no explicaciones causales últimas

El ser humano: ¿bueno o malo por naturaleza?

ciencia cultura

Responsable de nota:
febrero 21, 2020 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: datos sobre la psique humana tanto en lo individual-orgánico como en lo social, temas sobre las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

El ser humano: ¿bueno o malo por naturaleza?

El respeto a la vida, el fomento de la solidaridad, el uso de violencia solo para defender la vida, son algunos ejemplos de estos puntos comunes interculturales que representan “lo bueno”. Mientras que el uso desmedido de la violencia, el constante estado de asedio sin paz, el estado de ingobernabilidad interior (en el sentido de caos total), son nociones de “lo malo”.

En infarto de la RAE: ¿Ya vistes?¿Cómo dijistes? Ansina mesmo entendistes

cultura

Responsable de nota:
agosto 9, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: estudio, comparación, revisión y análisis de la Historia humana, temas sobre las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

En infarto de la RAE: ¿Ya vistes?¿Cómo dijistes? Ansina mesmo entendistes

En el libro de Historia General de las Cosas de la Nueva España encontramos el uso, por mano del mismo Fray Bernardino, de expresiones bastante comunes hoy en día como: “pudistes, vistes, trajistes”;

La creación cotidiana de la Cultura

ciencia cultura

Responsable de nota:
noviembre 26, 2019 | Sección: ciencia cultura | Artículos sobre: datos sobre la psique humana tanto en lo individual-orgánico como en lo social, temas sobre las relaciones culturales que atraviesan tanto a nuestro imaginario colectivo como a la práctica cotidiana,

La creación cotidiana de la Cultura

La cultura no es solamente datos acumulados con respecto a las creencias de moda o las creencias “clásicas”, la cultura es una herramienta de supervivencia y debe ser tomada con ese nivel de importancia.

¡Haz que otras personas se enteren!

Comparte esta historia:

Síguenos en nuestras redes: