Cerrar vista de Texto Simple

Reporte Multicultural: la tribu Bajau

Las tribus Bajau Laut son consideradas, incluso por la ONU, como personas "sin estado", es decir, personas que no son consideradas ciudadanas por ningún aparato estatal, y por lo tanto no poseen identidad legal ni beneficios de ciudadanía (salud, justicia) de ningún Estado.

Entre los mamíferos existe un fenómeno fisiológico conocido como «reflejo de inmersión» el cual tiene que ver con una serie de respuestas autónomas del organismo que preparan al cuerpo para ciertas condiciones específicas: en este caso preparar el cuerpo para sobrevivir bajo el agua.

Este reflejo comienza en el sistema nervioso, el cual manda señales a órganos específicos como el bazo, el corazón, los pulmones, y modifica la manera en la que operan. Es en este sentido que la tribu nómada conocida como Bajau Laut, que habitan las zonas Filipinas, Malasia e Indonesia, llama la atención, pues su adaptación generacional (esta gente lleva habitando estas zonas desde hace miles de años) al medio acuático parece haberles dotado de una verdadera adaptación por selección natural al medio subacuático.

Para empezar, conozcamos un poco sobre sus vidas. En cuanto a su origen, estas personas tienen múltiples mitos al respecto, como casi cualquier otra cultura que haya pisado la tierra básicamente, y parece que en general concuerdan que provienen de una cultura que solía vivir en tierra firme, pero que a consecuencia del rapto de la hija de un antiguo rey, ya sea por un fenómeno natural o por tribus enemigas, que la llevó a perderse en el mar, por lo que el rey les encomendó a sus antepasados el encontrar a la princesa perdida, por lo que se adaptaron al agua, y posteriormente al no encontrar a la hija del rey prefirieron quedarse habitando las aguas para evitar llevarle malas noticias a su rey.

En general la gente Bajau Laut se subdivide en grupos que adoptan tribalmente los nombres de las islas en donde habitan. A pesar de su diversidad, llevan formas de vida similares, ya que provienen de un mismo origen étnico.

Entre estas ligeras diferencias podemos encontrar que la mayoría de Bajau habitan de manera nómada sobre botes (que puede ser cualquier tipo de bote) que llaman lepa-lepa, pero una minoría ya ha adoptado una vida un poco más sedentaria y han creado hábitats fijos. Estos grupos más sedentarios en su mayoría viven bajo costumbres cristianas, ya sea católicas o protestantes, mientras que la mayoría de la población aún con costumbres nomádicas practican ya sea el islam, o bien costumbres paganas antiguas, siendo el primer grupo el más común entre los Bajau.

Sus tradiciones son transmitidas de manera oral desde hace mucho tiempo. Su manera de subsistir, al ser tribus marítimas, se concentra en la práctica de la pesca y de la creación de artefactos ornamentales con elementos que toman de las profundidades del mar.

Es en esta práctica cotidiana que tiene que ver con el agua que las tribus Bajau destacan de manera muy peculiar. Desde la infancia mantienen una relación muy directa con el agua. Es la capacidad de esta gente de aguantar la respiración bajo el agua que llama sobre todo la atención, pues tienen la capacidad de aguantar su respiración, al tiempo que nadan, durante mucho más tiempo que el promedio de la humanidad en general, se menciona que aproximadamente pueden resistir 13 minutos a profundidades de 60 metros bajo la superficie del agua.

Esto anterior podría atribuirse a su aproximación a edades tan tiernas con el medio acuático, pero estudios multidisciplinarios han llegado a asombrosas conclusiones. Es una variación genética, y no solo un rasgo aprendido por entrenamiento, el que les permite realizar estas proezas superhumanas.

La investigadora Melissa Llardo, del Centro de Geogenética de la Universidad de Copenhague, tenía curiosidad por saber si el rasgo de poseer un bazo especialmente agrandado que poseen animales acuáticos como las focas aplicaba también en seres humanos que convivieran mucho con el agua. Eventualmente Melissa Llardo oyó hablar de la "tribu nómada del mar" y decidió comprobar si su teoría era correcta.

La investigadora se aproximó a la tribu Bajau de manera vivencial, pasó un tiempo entre sus comunidades y en un segundo viaje llevó su equipo para realizar observaciones. Para empezar consiguió voluntarios tanto de las tibus Bajau como de otro grupo étnico de personas emparentadas llamadas Saluan. Con un aparato portátil de ultrasonido tomó mediciones de los bazos de ambos grupos y resultó que el tamaño de los bazos de la tribu bajau eran consistentemente un 50% más grade que la gente Saluan.

De tribus nómadas a ilegales sin nación

[pie de imagen]> Infancia Bajau visitando tierra firme

Las tribus Bajau Laut son consideradas, incluso por la ONU, como personas "sin estado", es decir, personas que no son consideradas ciudadanas por ningún aparato estatal, y por lo tanto no poseen identidad legal ni beneficios de ciudadanía (salud, justicia) de ningún Estado. Esto es un problema en el mundo moderno, pues estas personas "fuera del sistema" no pueden acoplarse legalmente a ninguna sociedad, no pueden trabajar legalmente, no pueden defenderse legalmente ante ningún crimen, no pueden ir a la escuela ni obtener servicios médicos básicos, entre muchos otros de estos servicios que actualmente son controladas por las naciones.

La pesca industrializada, las crecientes restricciones fronterizas entre países, la falta de apoyo por parte de los países en cuyas costas la gente Bajau Laut navega, y la discriminación que sufren por parte de la gente de estos países amenaza con extinguir a estas tribus que alguna vez navegaron libremente de manera nómada por las costas marítimas de todas estas zonas.

Referencias:

https://www.malaysiakini.com

https://www.worldatlas.com/articles/who-are-the-bajau-laut.html

https://www.nationalgeographic.es/ciencia/2018/04/los-nomadas-del-mar-los-primeros-humanos-adaptados-geneticamente-para-sumergirse

Cerrar vista de Texto Simple

Reporte Multicultural: la tribu Bajau

cultura

Responsable de nota:
febrero 1, 2021 | Sección: cultura | Artículos sobre: cápsulas sobre los usos y costumbres de diversos pueblos,

Las tribus Bajau Laut son consideradas, incluso por la ONU, como personas “sin estado”, es decir, personas que no son consideradas ciudadanas por ningún aparato estatal, y por lo tanto no poseen identidad legal ni beneficios de ciudadanía (salud, justicia) de ningún Estado.

Entre los mamíferos existe un fenómeno fisiológico conocido como «reflejo de inmersión» el cual tiene que ver con una serie de respuestas autónomas del organismo que preparan al cuerpo para ciertas condiciones específicas: en este caso preparar el cuerpo para sobrevivir bajo el agua.

Este reflejo comienza en el sistema nervioso, el cual manda señales a órganos específicos como el bazo, el corazón, los pulmones, y modifica la manera en la que operan. Es en este sentido que la tribu nómada conocida como Bajau Laut, que habitan las zonas Filipinas, Malasia e Indonesia, llama la atención, pues su adaptación generacional (esta gente lleva habitando estas zonas desde hace miles de años) al medio acuático parece haberles dotado de una verdadera adaptación por selección natural al medio subacuático.

Para empezar, conozcamos un poco sobre sus vidas. En cuanto a su origen, estas personas tienen múltiples mitos al respecto, como casi cualquier otra cultura que haya pisado la tierra básicamente, y parece que en general concuerdan que provienen de una cultura que solía vivir en tierra firme, pero que a consecuencia del rapto de la hija de un antiguo rey, ya sea por un fenómeno natural o por tribus enemigas, que la llevó a perderse en el mar, por lo que el rey les encomendó a sus antepasados el encontrar a la princesa perdida, por lo que se adaptaron al agua, y posteriormente al no encontrar a la hija del rey prefirieron quedarse habitando las aguas para evitar llevarle malas noticias a su rey.


En general la gente Bajau Laut se subdivide en grupos que adoptan tribalmente los nombres de las islas en donde habitan. A pesar de su diversidad, llevan formas de vida similares, ya que provienen de un mismo origen étnico.

Entre estas ligeras diferencias podemos encontrar que la mayoría de Bajau habitan de manera nómada sobre botes (que puede ser cualquier tipo de bote) que llaman lepa-lepa, pero una minoría ya ha adoptado una vida un poco más sedentaria y han creado hábitats fijos. Estos grupos más sedentarios en su mayoría viven bajo costumbres cristianas, ya sea católicas o protestantes, mientras que la mayoría de la población aún con costumbres nomádicas practican ya sea el islam, o bien costumbres paganas antiguas, siendo el primer grupo el más común entre los Bajau.

Sus tradiciones son transmitidas de manera oral desde hace mucho tiempo. Su manera de subsistir, al ser tribus marítimas, se concentra en la práctica de la pesca y de la creación de artefactos ornamentales con elementos que toman de las profundidades del mar.

Es en esta práctica cotidiana que tiene que ver con el agua que las tribus Bajau destacan de manera muy peculiar. Desde la infancia mantienen una relación muy directa con el agua. Es la capacidad de esta gente de aguantar la respiración bajo el agua que llama sobre todo la atención, pues tienen la capacidad de aguantar su respiración, al tiempo que nadan, durante mucho más tiempo que el promedio de la humanidad en general, se menciona que aproximadamente pueden resistir 13 minutos a profundidades de 60 metros bajo la superficie del agua.

Esto anterior podría atribuirse a su aproximación a edades tan tiernas con el medio acuático, pero estudios multidisciplinarios han llegado a asombrosas conclusiones. Es una variación genética, y no solo un rasgo aprendido por entrenamiento, el que les permite realizar estas proezas superhumanas.

La investigadora Melissa Llardo, del Centro de Geogenética de la Universidad de Copenhague, tenía curiosidad por saber si el rasgo de poseer un bazo especialmente agrandado que poseen animales acuáticos como las focas aplicaba también en seres humanos que convivieran mucho con el agua. Eventualmente Melissa Llardo oyó hablar de la “tribu nómada del mar” y decidió comprobar si su teoría era correcta.

La investigadora se aproximó a la tribu Bajau de manera vivencial, pasó un tiempo entre sus comunidades y en un segundo viaje llevó su equipo para realizar observaciones. Para empezar consiguió voluntarios tanto de las tibus Bajau como de otro grupo étnico de personas emparentadas llamadas Saluan. Con un aparato portátil de ultrasonido tomó mediciones de los bazos de ambos grupos y resultó que el tamaño de los bazos de la tribu bajau eran consistentemente un 50% más grade que la gente Saluan.

De tribus nómadas a ilegales sin nación

Infancia Bajau visitando tierra firme

Las tribus Bajau Laut son consideradas, incluso por la ONU, como personas “sin estado”, es decir, personas que no son consideradas ciudadanas por ningún aparato estatal, y por lo tanto no poseen identidad legal ni beneficios de ciudadanía (salud, justicia) de ningún Estado. Esto es un problema en el mundo moderno, pues estas personas “fuera del sistema” no pueden acoplarse legalmente a ninguna sociedad, no pueden trabajar legalmente, no pueden defenderse legalmente ante ningún crimen, no pueden ir a la escuela ni obtener servicios médicos básicos, entre muchos otros de estos servicios que actualmente son controladas por las naciones.

La pesca industrializada, las crecientes restricciones fronterizas entre países, la falta de apoyo por parte de los países en cuyas costas la gente Bajau Laut navega, y la discriminación que sufren por parte de la gente de estos países amenaza con extinguir a estas tribus que alguna vez navegaron libremente de manera nómada por las costas marítimas de todas estas zonas.

Referencias:

https://www.malaysiakini.com

https://www.worldatlas.com/articles/who-are-the-bajau-laut.html

https://www.nationalgeographic.es/ciencia/2018/04/los-nomadas-del-mar-los-primeros-humanos-adaptados-geneticamente-para-sumergirse

HOLA 🙂 no te vayas aún, queremos decirte algo…

Tu apoyo es muy importante:

  1. Danos un me gusta, o síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, o Instagram
  2. Puedes realizar un donativo aquí
  3. Comparte el contenido con tus amistades.

Comparte en redes:

Deja tu comentario:

Responsable de esta nota:

palabras clave de la entrada: bajau laut, bajau, nómadas del mar, nómadas, stateless, multiculturalidad, pueblos originarios, filipinas, malasia, indonesia

HISTORIAS RELACIONADAS

Reporte Multicultural: Rarámuris (Tarahumaras)

cultura

Responsable de nota:
abril 5, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: cápsulas sobre los usos y costumbres de diversos pueblos,

Reporte Multicultural: Rarámuris (Tarahumaras)

La tesgüinada posee distintas funciones: en ella se conciertan matrimonios, carreras de bola, se hacen negocios, se arreglan disputas, así como también surgen pleitos y peleas en donde se liberan los impulsos agresivos.

Reporte Multicultural: Isla Tanna (Yaohnanen)

cultura

Responsable de nota:
abril 26, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: cápsulas sobre los usos y costumbres de diversos pueblos,

Reporte Multicultural: Isla Tanna (Yaohnanen)

Comenzaron a surgir líderes espirituales que aseguraban que estos mensajeros de læs dioses volverían con grandes regalos y tecnología moderna, su deidad principal es el príncipe Felipe duque de Edinburgo.

Reporte Multicultural: Fulani Wodaabe/Bororo

cultura

Responsable de nota:
marzo 31, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: cápsulas sobre los usos y costumbres de diversos pueblos,

Reporte Multicultural: Fulani Wodaabe/Bororo

Los wodaabe son sexualmente liberales; las chicas solteras pueden tener relaciones sexuales cuando y con quien quieran. La gente Wodaabe se permiten la poligamia.

Reporte Multicultural: Vikingæs

cultura

Responsable de nota:
abril 11, 2020 | Sección: cultura | Artículos sobre: cápsulas sobre los usos y costumbres de diversos pueblos,

Reporte Multicultural: Vikingæs

Lo que Kropotkin llama “venganzas de sangre” eran una cosa común en estas sociedades, ya que no existía tal cual la familia, sino el clan y el parentezco.

¡Haz que otras personas se enteren!

Comparte esta historia:

Síguenos en nuestras redes: