acerca de

¿Te gusta nuestro contenido? Considera un donativo

Dona la cantidad que elijas, es internacional y acepta cualquier tipo de moneda.


Elige si donar MXN$50 o MXN$100.



¿Qué es RSJ?

RedSapiens Journal (RSJ) es una publicación digital de periodicidad variable. Se enfoca en publicaciones multimedia de divulgación científica, estética y de humor.

En RSJ se favorece el contenido relacionado con narrativas que proponen alternativas a aquellas opiniones que podrían considerarse tradicionales u ortodoxas dentro de la postmodernidad. Se trabaja también dentro de una línea de pensamiento que principalmente promueve la multiculturalidad y la libertad de asociación en base a principios, creencias, religiones, costumbres. RSJ procura acercar a su público contenido sobre dinámicas comunitarias, ecologicas, de autocuidado y salud tanto física como mental, y se fomenta la responsabilidad autoimpuesta de la libertad así como de la defensa de la vida. No favorecemos discursos que pretendan universalizar valores y que fomenten una intolerancia sistemática y que promuevan la imposición de ideologías a otros grupos por la fuerza. Se promueve el debate y el conflicto constructivo con respecto a cualquier punto de vista.

Umberto Eco, Michel Foucault o Roland Barthes estarían de acuerdo con preguntarse: ¿qué es la autoría? la Editorial de RSJ respondería justamente sobre la línea de esos mismos pensadores, es decir, que –la autoría– se trata del resultado de múltiples citas y referencias a otras autorías, es decir una red de conocimiento que atraviesa a la humanidad desde tiempos prehistóricos en un esfuerzo acumulativo que llamamos -culturas-; la figura de –autor– encarna el acto de recopilar esos datos de la cultura misma, pero que de ninguna manera son “dueñas” o “creadoras originales” de esas ideas, pues esas ideas le pertenecen al lenguaje y a la cultura misma, desde el principio hasta el fin. Es por esto que en RSJ, nuestro punto de partida es la creencia de que la información se compone de una red de recursos totalmente renovables que llamamos ideas, entrelazándose, complementándose, mutando y difundiéndose libremente para que, en el mejor de los casos, se inserten en las prácticas diarias como hábitos de una cultura responsable y de calidad con resultados benéficos tanto para las dinámicas colectivas como para las individuales.

Es por esto que la Editorial de RSJ le agradece infinitamente (y en la medida de lo posible recompensará sumamente agradecida) a cada autoría por su trabajo de replicar, acumular, interpretar y reinterpretar desde su particular punto de vista el conocimiento humano y poner ese trabajo recopilatorio tan valioso a nuestro alcance. Es este trabajo de reelevo de estafetas culturales lo que valoramos.

RSJ funciona también como plataforma de anuncios que favorecen el comercio local. Si te interesaría anunciarte por este medio, ponte en contacto con nosotræs.

RSJ provee también de una plataforma a modo de red social en donde tener contacto con las personas involucradas en las publicaciones y compartir opiniones e ideas con ellas.

Sobre el uso del lenguaje neutro en este Journal

Así como existen lenguas como el Inglés que en general carece de género, o el Francés que incluye género neutro, en RSJ optaremos por el siguiente consenso:

Solamente se hará uso de la letra -aós/aet- (æ) en palabras que denoten género explícitamente, como en “alumnOs” o “alumnAs” y se quiera enfatizar que el conjunto del que se habla es mixto, es así que se optará entonces por “alumnæs”, de lo contrario, de tratarse de la descripción de un conjunto puramente masculino se seguirá usando “alumno” y si es conjunto puramente femenino se leerá “alumna”

No se aplicará ese consenso en palabras donde el género es circunstancial, más no determinante, como en “el Sol” y “la Luna” o “el cabello” y “la piel”; no obstante respetamos a las mujeres que consensan el expresar ideas completamente en femenino como “la cabella”, “la colectiva”, “la espacia”, y es por ello que adoptaremos de vez en cuando el uso preferente de términos como “la colectiva” en lugar de “el colectivo” y así en algunos términos que sea posible.

Que viva la diversidad y la multiculturalidad, así como la equidad de género en el pensamiento y la acción. El español mexicano es una lengua viva y susceptible al consenso de grupos y la mutación.